La post-división de marcas


Rafa Calderón nos deja su visión de lo que ha dejado la división de marcas, tanto en Raw como en SDLive, los beneficios, y todas las cosas negativas que lleva hasta ahora el Brand Split que ya cumple 6 meses.


Hace un tiempo, de la mano de los hermanos McMahon se anunciaba la llegada de la división de marcas para el 20 de julio del año anterior, y aunque para muchos era una gran idea, pues parecía, sería la oportunidad para que muchos talentos que no tenían tantas oportunidades pudieran lucirse con esta decisión, para otros (me incluyo), era una idea desesperada y sin fundamento alguno para tratar de mejorar un producto que se ha hecho cada vez menos llevadero durante los últimos años. En Raw se quedaron la mayoría de las grandes estrellas y con un roster mucho más estable en todas sus divisiones, exceptuando el Main Event que contaba únicamente con Reigns y Rollins, con Lesnar haciendo apariciones esporádicas, y Balor, que se lesiono después de ganar el chiste del título Universal. En la marca azul se apostaron por aquellos a quienes había que potenciar y formar de cara al futuro, con un roster falto de un mid-card potente, con una división tag y femenina algo pobre, y con muchos talentos sin un rumbo fijo.

Han pasado casi 6 meses desde que se dividieron las marcas, y este es el panorama actual:



· En Raw tuvimos a una división femenina que giró en torno a la disputa del título entre Charlotte y Sasha Banks, y los innumerables squashes de Nia Jax; la división tag que giro en torno a un inaguantable New Day y a su record de ostentación, que acabo con la coronación de Sheamus y Cesaro(una de las pocas cosas rescatables de le división); una división crucero que no le importa a nadie, y la cual tuvo una pésima presentación de cara al público y con Kendrick como el único con un personaje interesante; el titulo USA que paso a las manos de Reigns después de un decepcionante feudo con Rusev, y el cual parece haber perdido relevancia durante todo su reinado: Rollins y Owens en un feudo aburrido, dejando a Kevin con un reinado mediocre, solo salvado por sus segmentos con Jericho. Dentro de lo medianamente rescatable, tuvimos un Strowman vs Sami que en lo personal me gusto, además la llegada de Goldberg provocó un cambio algo polémico en torno a Lesnar y lo dicho anteriormente en torno a los tags.

· En SD la cosa a pesar de tener mucha más relevancia ahora, no es mucho mejor, pues tenemos una división tag que anda en la nada, con un reinado de Slater y Rhyno no muy bueno, y sin casi apariciones de los campeones en los shows semanales como es el caso de American Alpha ahora; la división femenina, que a pesar de llevar varios feudos a la vez, es bookeada de manera horrible; un mid-card casi inexistente y con algunos luchadores sin rumbo; el IC goza de un gran prestigio, debido a lo genial que ha sido The Miz y su feudo con Ziggler: el título mundial que ahora posee Styles, tuvo un bajón después del Ambrose-Ziggler, y repuntó un poco con el feudo entre el medio lunático y el fenomenal, lo anterior sin contar con su máxima estrella y el ace de la compañía.

Ahora bien, creo que aún es muy pronto como para catalogar de fracaso la división de marcas, sobre todo teniendo en cuenta que solo se llevan 6 meses desde su comienzo y ha dejado algunas cosas buenas en su corto tiempo de aplicación. Para no hacer muy largo el artículo, dejo separado mi opinión entre lo positivo y lo negativo, para posteriormente hacer una conclusión final.

LO POSITIVO

· Uno de los principales temas es el regreso de Goldberg y su enfrentamiento con Lesnar en Survivor Series, y aunque en un principio lo consideré una mala idea (porque pensaba en que una estrella en ascenso debería haber derrotado a la Bestia), el hecho de que Brock haya perdido así, no solo refrescó su personaje de cara al fan, sino que le dio un motivo para regresar en busca de revancha y demostrar que lo de ese combate fue un simple exceso de confianza.

· AJ Styles. Sí, muchos dirán que sin la división también hubiera sobresalido, pero teniendo en cuenta que el titulo se estaba disputando entre los ex Shield, creo que hubiera tardado mucho más tiempo en hacerse campeón. Además, en estos meses ha estado en un nivel impresionante, con buenos segmentos, combates y con grandes promos.

· La creación y desarrollo de varios luchadores. Strowman y Nia Jax se han visto beneficiados, y a pesar de sus repetitivos squashes se han posicionado como monsters heel con un futuro interesante. Corbin, Carmella y Alexa Bliss han recibido oportunidades en SD que les ha permitido mejorar colocándoles en feudos en los que consiguieron destacar, demostrando lo buenos que pueden ser.

· A pesar de bookerlo de forma horrible, y de que se hizo todo por necesidad, el hecho de establecer a Kevin Owens en el maint event ayuda a dar variedad en la zona alta del card, aunque en Raw solo usen a los mismos, en parte porque no son muchos y además porque Balor se lesiono en un momento inoportuno.



· Rescatar a Ziggler de la zona en la que estaba merece un reconocimiento, y turnearlo a heel en las últimas semanas ha sido de gran ayuda para un wrestler al que la compañía ha tratado mal en los últimos años, y al que desaprovecharon enormemente después del boom que tuvo en Survivor Series 2014. Una de las cosas que más ayudo a que Dolph fuera relevante fue su feudo con The Miz, de lo mejor del año, con segmentos entretenidos, combates emocionantes y una rivalidad que dejo muchos detalles para el recuerdo.

· Aunque la rivalidad haya sido alargada más de la cuenta y el titulo cambio de manos en cada enfrentamiento titular, el feudo Charlotte-Sasha mostro un cambio con respecto al trato que tiene la empresa con las mujeres, y el hecho de que estelarizaran un PPV e hicieran combates inéditos es rescatable. De cara al futuro solo se puede mejorar, teniendo en cuenta la calidad del roster actual.

· La rivalidad y posterior unión entre Sheamus y Cesaro, que les ayudo bastante a ambos, teniendo relevancia y dejando varios momentos interesantes en su feudo. Los campeonatos en parejas ha sido un reconocimiento para ambos después de sus grandes actuaciones durante el último tiempo, principalmente a Cesaro que merecía tener un título, no solo por contentar a su fanaticada sino también, por lo buen wrestler que es.


LO NEGATIVO

· Sin duda alguna, una de las cosas más criticadas en estos meses han sido los bookeos, tanto de Raw como de SD, especialmente el primero que tiene que cubrir tres horas y la creatividad parece no existir para los creativos, quienes comenten los mismos errores una vez tras otra, especialmente con las superestrellas top como Reigns, Rollins, Owens y New Day, wrestlers que se han visto perjudicados por la incompetencia de los bookers para darles un buen guion.

· El desaprovechamiento de gente como Rusev, que no ha tenido suerte después de su enfrentamiento con Roman y ahora está envuelto en una rivalidad con Enzo y Cass, en la que hace de heel, pero que en mi opinión actúa como face*. Sami Zayn que recién empieza a tener algo de importancia en su feudo con Strowman, pero que antes no se le veía con rumbo. The Club, que tuvieron que lidiar con el reinado de New Day hasta perder credibilidad y apoyo. En SD Breezango podría aspirar a los títulos tags con un bookeo decente, pero les tienen jobeando. Nikki metida en una rivalidad con Natalya sacada de la nada y de la cual no estoy interesado.

· El sacrificar la credibilidad de Becky Lynch para el crecimiento de Alexa me parece algo penoso, y no estoy en contra del desarrollo de la rubia, al contrario me parece bueno que la quieran potenciar de cara al futuro, pero no dañes la credibilidad de la irlandesa que ha visto como los bookers se ríen de ella poniéndola como alguien que nunca pudo con Bliss en un brawl, que siempre caía en los mismos trucos, y que siempre era humillada semana tras semana y nunca pudo sobresalir en un feudo en el cual la única que destaco fue Alexa Bliss.



· El pésimo bookeo en sus divisiones tag tanto en SD como en Raw. En la marca roja tuvimos a New Day enterrando a los demás equipos con las mismas trampas cada semana, solo para romper un record de ostentación al igual que lo hicieron con Nikki y el campeonato de las Divas. En la marca azul, con la creación de los nuevos campeonatos se consagro a Slater y Rhyno como campeones después de una buena storyline, desafortunadamente no lo supieron aprovechar y los títulos fueron perdiendo interés con el paso del tiempo hasta que Wyatt y Orton los ganaron, sin contar con que, salvo los Usos y American Alpha, ningún equipo tiene credibilidad ni status para al menos ser aspirantes.

· La división crucero es un asco, desde el primer minuto fue presentada de forma fatal, además salvo Kendrick nadie tenía un personaje a desarrollar y se limitaban a tener tag team matches sacados de la nada. Lo anterior, ha cambiado con la llegada de 205 Live, Gallagher dando segmentos entretenido en su feudo con Daivari y la sorpresiva aparición de Neville como heel, que han impulsado una división que andaba de manera irregular.



La división de marcas ha traído cosas buenas y cosas mejorables, y he tratado de resumirlas y destacarlas aquí, y en general ha beneficiado mucho más a las superestrellas de SD, y eso que todavía es un programa con fallos, pero que casi siempre presente un show decente. Por el lado de Raw, las cosas son mucho más difíciles, empezando porque el campeón máximo es un chiste que solo se salva por el gran Chris Jericho, además de meter demasiadas cosas de relleno en vez de trabajar en rivalidades más desarrolladas. Y es probable se me haya olvidado alguna cosa, sobre todo teniendo en cuenta que han pasado 6 meses y que suelo olvidar muchas cosas, pero ¿Qué opinas de la división de marcas? ¿Qué se ha hecho bien y qué se ha hecho mal?


Rafael Eduardo Calderón
@rafacalderon1
rafal_c@hotmail.com