#SocialTopcastAwards - Candidatos a MOTY 2016


Para que vayáis cogiendo un poco de forma y de ideas para vuestros #SocialTopcastAwards, vamos con otra ronda de contenido para las categorías. En esta ocasión, algunos de los favoritos para la categoría de MOTY. Recordad que tenéis toda la info de los premios aquí.

· Negro Casas vs. Hechicero (CMLL Noches de Coliseo) – por Sonny


Como es de costumbre en México, los combates en más alto nivel son los de los maestros. Y qué mejor si en ellos está el incombustible Negro Casas y el feroz y versátil Hechicero.
En sí el combate es una Ópera, que va subiendo poco a poco la intensidad hasta que llega a su climax: un climax que hasta hoy no deja de sorprenderme por lo genial que llega ser, un climax donde el Negro ya no puede más por el tan exigente nivel de llaveo durante todo el combate y sucumbe porque el cuerpo le dice “ya no”, a tal punto que no puede ni siquiera ni aplicar su “Casita”. Este desgaste no es solo por los cincuenta y tantos añazos que lleva el Negro en sus espaldas, es también por la crudeza y variedad en los castigos de Hechicero que, ni corto ni perezoso, deja todo su arsenal durante todo el combate. Es genial cómo nos venden el desgaste del cuerpo en este combate, cómo un simple calambre influye en la caída final y es ese detalle el que hace que la lucha tome un rumbo único que le da ese tinte de ser algo diferente, algo especial que no puede pasar desapercibido. Si a eso le sumamos el ya acostumbrado altísimo nivel que tuvo el combate tanto en los llaveos, como en las transiciones y etcétera, nos queda algo tan maravilloso como esto, que nos deja en claro que Hechicero es uno de los mejores luchadores de México y que el Negro, mientras más pasen los años más irá aumentando su clase.

Link del combate: https://youtu.be/ldkICURizm0


· Shinsuke Nakamura vs Sami Zayn (WWE NXT Takeover: Dallas) – por Kingbilbin


Lo que le pides a un dream match. Nakamura y Zayn colisionan en la llegada del soñado luchador japonés y la marcha del ace de la marca amarilla. La fiesta de despedida Sami acaba en su pesadilla con Nakamura pasándole por encima y Sami haciendo lo imposible para ponerse a su nivel, mientras el público lleva en volandas al match para que sea ***** sin caer en el exceso. Un choque sin feudo previo en el que TODO se cuenta en un match eléctrico, redondo y con detalles a millones que resulta el showcase perfecto para el recién llegado y la mejor despedida imaginable para Sami. La fiesta del pro wrestling.



· AJ Styles vs. Roman Reigns (WWE Payback) – por Unleash


AJ Styles y Roman Reigns se enfrentaron por el WWE WHC en Payback después de que, por un lado, Styles ganase una Fatal 4 Way en el Raw post Wrestlemania para convertirse en retador al título, y por el otro, Roman venciese a Triple H en el main event de Wrestlemania.
Reigns, ya de por sí abucheado por gran parte del público, se enfrentaba además ante uno de los wrestlers más apoyados, y esto se refleja en el combate, ya que Styles actúa como el face y Reigns como el heel, pese a ser los dos faces en un principio.
Además de esto, hay que tener en cuenta dos factores que luego desembocarán en intervenciones durante el combate: la llegada de The Club (amigos de AJ en kayfabe) a la WWE y el momento en el que se encontraba la rivalidad entre Shane y Stephanie McMahon por el control de la empresa.
Desde el comienzo, Reigns luce dominante y muy superior físicamente. Sin embargo, Styles se vale de su velocidad y de su variadísima y brillante ofensiva para igualar las cosas. Durante todo el combate hay detalles geniales por parte de ambos, que hacen que todo aquel al que no le molesten mucho las interrupciones vea en este combate un claro candidato a MOTY.



· Kamaitachi (c) vs. Dragon Lee (CMLL Super Viernes (04/03/2016) [CMLL LIGHTWEIGHT])  – por Capu


NJPW Power Struggle 2016. KUSHIDA consigue recuperar su título Jr. Heavyweight en un encarnizado combate contra BUSHI, el integrante de los archiconocidos Ingobernables de Japón. Al final del combate, la bomba del tiempo explota y un nuevo contendiente surge de la nada absoluta para reclamar un combate por el título junior en el evento más grande del año de NJPW; Wrestle Kingdom. Puede que muchos aficionados no conocieran a ese pelirrojo con cara de idiota y una chaqueta multicolor cutre llena de palabras y frases sin sentido. Puede que muchos aficionados no entiendan por qué narices chupa el título. Puede que muchos aficionados desconozcan quién es este tío y por qué parece que NJPW apuesta tan fuerte por él. Simple: estamos frente a uno de los luchadores más destacados de este año.

Hiromu “Kamaitachi” Takahashi era un Young Lion japonés enviado de excursión a tierras mexicanas, (Tras una travesía exprés por Reino Unido) donde se alinearía con Okumura para reformar “La Fiebre Amarilla” tras la vuelta de Namajague (El Desperado) a Japón. Su estancia en México se varía marcada por su equipo con Okumura hasta que el destino le haría encontrarse con un joven y talentoso luchador mexicano; Dragon Lee. Lee, hermano de Mistico Nueva Era y Rush, esta llamado desde su debut a ser un estandarte de una de las empresas más longevas del mundo, Kamaitachi por su parte, era un extraño en una empresa extranjera buscando simplemente ganar experiencia. Su primer choque se dio en 2014, en un combate relámpago en el que ya daban muestras del talento que atesoraban y de la química tan especial que años después asombraría al mundo. A principios de 2015, sus encuentros en el ring eran prácticamente semanales, y las victorias se repartían entre ambos, venciendo siempre Kamaitachi mediante la sucia e ilegal maniobra de arrancar la máscara a Dragon Lee, afrenta peor que la muerte en la lucha libre mexicana. El odio entre ambos gladiadores crecía día a día hasta llegar a retarse a un combate máscara contra máscara en Homenaje a Dos Leyendas, uno de los eventos más importantes del año de CMLL. Kamaitachi perdió frente a Dragon Lee, quedando humillado y despojado de su viaje a la inmortalidad. Para más inri, Dragon Lee conseguiría en Abril poner fin al reinado de cinco años del título CMLL Lightweight de Virus, poniéndose otro peldaño por arriba de Kamaitachi. Lee tomaría la ventaja durante meses, venciendo a Kamaitachi por el título hasta en tres ocasiones y quedando por encima de él en todas las grandes ocasiones, hasta que Kamaitachi consigue arrebatarle el título a Lee en el Korauken Hall en Japón, como parte de la gira de Fantasticamania 215. Por primera vez, Kamaitachi estaba por encima, era el rival a batir y, tomando poéticamente sus propias palabras, “soy campeón, soy número uno”. Pasó un mes en el que (Además de perder su cabellera contra Máximo) Kamaitachi sería superado por Dragon Lee cada semana, buildeando el combate por el título el cual revisiono.

Dragon Lee, con solo tres años de profesional, y Kamaitachi, tras dos años de grandes actuaciones, se enfrentaban en el combate semifinal del show semanal más importante de CMLL; Super Viernes. Como es tradicional en CMLL, el combate es a tres caídas, y ya desde los primeros compases se ve claro que esta lucha es algo más que un combate por el título; es una exhibición sobre quién es mejor de los dos. Kamaitachi se muestra agresivo, chulesco y concentrado desde el primer momento, pero Dragon Lee, rápido y contundente hasta el extremo, se sobrepone al japonés en diversas ocasiones, demostrando porqué ha sido campeón. Ambos gladiadores se dan con todo por todo el escenario, intercambiando fases de dominio e intentando demostrar a cada momento que uno es superior al otro. La acción, como podía esperarse de México, es rápida y sin frenos. Este punto, combinado con el buen manejo del storytelling que hacen ambos luchadores durante los casi 25 minutos que dura el combate, es lo que me ha decidido catalogar el combate como uno de los mejores del año. Hay quien dirá que el combate de Fantasticamania fue superior, pero este tuvo una atmósfera muy especial que hizo que considere que está por encima de cualquier otro duelo entre estos dos. Por si alguien se lo preguntaba, ESTE es Hiromu Takahashi.



· Dolph Ziggler vs. The Miz (WWE No Mercy) – por ShowOff


Con la división de marcas ya consolidada y tras una victoria sucia de Miz sobre Ziggler en Backlash, el Golden 1 Center dio lugar a un combate de unas características a las que no estamos acostumbrados. Si Ziggler ganaba, conseguía su preciado título intercontinental, si perdía, se retiraba. Las cosas no iban a ser fáciles para él, pues la presión, Maryse, Spirit Squad y The Miz estaban en su contra.
Los de Ohio bailaron por el ring como cisnes y dejaron con un gran sabor de boca a las gentes de California. Quizás era esa motivación extra que hay en Cleveland con sacarla a pasear por esa zona lo que dio lugar a este gran combate. Lo que sabemos con certeza es que Ziggler conectó una milagrosa superkick y se llevó el combate, el título y el respeto de los aficionados.



· Tomohiro Ishii vs Kazuchika Okada G1 Climax 26 – por Kingbilbin


Posiblemente, el match con el que más me he divertido este año. Ishii y Okada, compañeros de stable, se cruzan en el G1. Una victoria de Okada sería asegurar casi totalmente su clasificación y una derrota complicársela. Ishii llega sin opciones. Lo que pintaba un match notable pero típico se convierte en una tormenta cuando alrededor de los 30 segundos de combate Ishii decide que quiere un big win y destroza sistemáticamente a un Okada que no puede hacer más que remar contra corriente en un match que no cae en lo típico de NJPW para dar un espectáculo que va de más a más en el que Okada se hace grande como performer e Ishii gigante.



· Samoa Joe vs Sami Zayn - 2 out of 3 falls (WWE NXT TV, 3/9/16) – por Unleash


Samoa Joe, Sami Zayn y Baron Corbin participaron en una triple amenaza en un semanal de NXT para decidir el retador al título; sin embargo, el resultado fue dudoso, ya que Sami y Joe hicieron rendir a Corbin simultáneamente. La historia se repitió en otro show semanal, cuando Sami y Joe tuvieron un combate individual que acabó en empate, pues las espaldas de ambos tocaban la lona a la hora de hacer la cuenta de tres. Y esto nos lleva a este combate al mejor de tres caídas, tras el que inevitablemente habrá un retador.
El título de NXT significa mucho para los dos: Sami es el luchador icono de toda una etapa de NXT, y vuelve tras una lesión que le tuvo meses alejado del ring. Samoa Joe, por su parte, traicionó a Finn Bálor (un buen amigo en kayfabe) para optar al título, pero aun así no pudo vencerle, por lo que busca su redención. Este combate es el paso previo al título para ellos, y eso se nota.
Durante el combate, Joe luce como una auténtica bestia, y eso es en parte gracias al fantástico selling de Sami, que también hace un muy buen trabajo en los comebacks. Son 40 minutos, pero cada minuto es genial.



· The Revival vs DIY (WWE NXT TakeOver: Toronto) – por ShowOff


Y otra gran coronación, esta vez la vivimos en el territorio de desarrollo de la empresa de Vince McMahon, NXT. Acostumbrados a las grandes demostraciones de talento de los campeones por parejas esperábamos y abrazábamos a ese amigo llamado hype. Y en Toronto hacían lo mismo, y bien que hicieron. Tras un combate a 3 caídas cargado de emoción, falsos finales y llaves perfectamente aplicadas (como olvidarnos del gran trabajo que realizaron Dash y Dawson a la pierna de Gargano) los chicos de DIY, Ciampa y Gargano, se alzaron victoriosos y con el título para el júbilo del público canadiense.



· Quackenbush vs. Gulak (CHIKARA Supremacy) – por Sonny


Algunos ya deben conocer a Drew Gulak, por su participación en la CWC de WWE y por su reciente firma con la compañía. Así como algunos también deben conocer su pasado y su participación en diferente compañías, una de ellas la ya conocida CHIKARA en la cual daba su ultimo combate, el de despedida: nada más y nada menos que contra Mike Quackenbush, el patriarca de la misma.
El combate empieza con un llaveo muy intenso que se prolonga durante los primeros minutos de combate, en el cual Gulak y Quack demuestran un altísimo nivel y probablemente ambos (en especial Drew ya que como sabemos Quack esta “retirado”) sean de los mejores técnicos en USA y si nos esforzamos un poco en todo el mundo, el combate sigue con el llaveo pero con la diferencia de que se transforma en algo más doloroso. Las secuencias no son tan fluidas como antes pero si se percibe más crudeza en los castigos, especialmente en los que propinaba Gulak que, como era de esperarse, cumplía el papel de heel en el combate. El combate siguió a ras de lona hasta que finalmente se separan y comienzan un intercambio de strikes que lucían igual de duros de como seguramente los estaban sintiendo ambos, finalmente el combate termina con Gulak sometiendo a Quack con su ya característico Dragon Sleeper.
Con poco más que decir, el combate cumple con todos los requisitos para ser tomado en cuenta como algo diferente, algo superior a la media y no es para menos ya que si sumamos todos los ingredientes junto a estos dos excepcionales wrestlers queda este resultado, que sin duda alguna debe ser considerado como lo mejor del año.



· Meiko Satomura (c) vs. Chihiro Hashimoto (Sendai Girls 10th Anniversary Show (16/10/2016) [Sendai Girls World] – por Capu


El 11 de Octubre de 2015 es una fecha especial para Sendai Girls y, sobretodo, para Meiko Satomura. En el evento que tendría lugar ese día para conmemorar los veinte años de carrera de Satomura, tendrían lugar dos acontecimientos muy importantes que han llevado directamente a este combate; el debut de Chihiro Hashimoto y la coronación de Meiko Satomura como primera campeona mundial de la empresa.

Hashimoto no era una rookie convencional, durante su juventud practicó wrestling amateur y eso le ayudó a dar el salto al wrestling profesional sin problemas. Es de sobra sabido que en Japón (Aunque en el joshi puroresu funcione de otra forma) los luchadores no tienden a tener un ascenso rápido en el roster y tardan varios años en acabar de formarse tanto en su país como fuera de él para ser tenidos en cuenta en la jerarquía de la empresa. Chihiro Hashimoto no. La joven japonesa debutaría, como he comentado, en Octubre de 2015, y desde entonces arrasó con toda la competencia que le ponían por delante, consolidándose de primeras como, a pesar de su juventud, una fuerza muy a tener en cuenta en la empresa y, de paso, en una de las mejores (Si no la mejor) novata dentro del mundillo del wrestling femenino japonés. Meiko Satomura, por su parte, es una veterana con dos décadas de experiencia y de las mejores luchadoras que vas a encontrar no solo en la escena japonesa, sino en el mundo. La tónica de Sendai Girls es la de tener a las alumnas de Satomura luchando en un gran escenario, tanto entre ellas como contra luchadoras de otras empresas, y Chihiro es su alumno más aventajada.

Meiko Satomura logró retener su campeonato durante 371 días, defendiéndolo contra luchadoras como Aja Kong, Io Shirai y DASH Chisako. Hashimoto cruzaría su camino con Meiko meses antes del enfrentamiento, saliendo vencedora en un six-man tag team match. El combate se pactó para el evento décimo aniversario de Sendai Girls, el 16 de Octubre.

La acción en el ring es rápida e intensa desde el primer momento, muy dura, como caracterizan ser los combates de Meiko. La historia dentro del ring gira alrededor de Satomura dominando en un principio por su experiencia y Hashimoto consiguiendo ser tan contundente o más que su oponente cuando conseguía darle la vuelta a la tortilla. El combate muestra una gran igualdad entre ambas luchadoras según va avanzando y elaboran durante toda la acción una atmosfera de competencia muy trabajada, que consigue llegar a un climax muy fuerte. El combate es precioso técnicamente hablando y absolutamente todo lo que sucede en el cuadrilátero tiene un sentido de principio a fin, y por eso es uno de mis contendientes a combate del año.



¿Y a vosotros qué os parecen estos combates? ¿Dignos candidatos a MOTY? ¿Tenéis otras ideas? No olvidéis votar por ellos en vuestros votos para los #SocialTopcastAwards.

Comentarios