Brock Lesnar vs. Roman Reigns - WWE World Heavyweight Championship Match (WrestleMania 31)


Desde hace varias semanas he estado comentando con varias personas cuál era el MOTY de 2015. Para mí hay dos candidatos claros: Shinsuke Nakamura vs Kota Ibushi de Wrestle Kingdom 9 y este, el Main Event de Wrestlemania 31.

Veamos los precedentes:

Brock Lesnar llega a este evento después de romper la racha de Taker, destrozar a Cena como jamás nadie había hecho y ganar su campeonato en SummerSlam y retener con una costilla rota ante Seth Rollins y John Cena en una de las mejores luchas del año. Poco más que añadir.
Roman Reigns por su parte, estuvo lesionado desde septiembre hasta enero, su nivel estaba siendo muy bajo y ganó uno de los Royal Rumble mas criticados y, a mi juicio, peor bookeados. Por suerte, una gran victoria ante Daniel Bryan en Fast Lane calmó un poco la situación.
Lesnar venía tambien con una situación contractual complicada, hasta el punto que durante meses la gente rechazó a Reigns porque parecía que Lesnar se iba a marchar de la WWE y todo estaba siendo una pantomima. Por suerte, Lesnar firmó un contrato multianual que despertó esperanzas en la gente de una posible retención de Lesnar. De hecho, yo estaba seguro de que habría cash in. Incluso en plena lucha.
El feudo fue más bien malo, con solo un careo serio, que acabo con los dos agarrando el título en el último RAW antes de WM. El hype por esta lucha era bastante bajo en diversas comunidades y todos los focos estaban puestos en Roman. Cada fallo iba a ser criticado hasta el extremo. Roman utilizó como catchphrase “I can, I will” apelando a la épica de callar a todos sus críticos. De hecho, Lesnar, el heel, tuvo una reacción muy positiva, mientras que en su entrada Roman fue abucheado.

DESARROLLO:

Las dos entradas son la entrada habitual de cada uno, pero hipervitaminadas. Reigns entra escoltado por la policía y hace el gesto de cargar su puño despertando fuegos artificiales. Lesnar sale con un tremendo pop, hace su gesto y con unos segundos de retraso aparece la pirotecnica gracias al becario al mando. Heyman presenta a su propio cliente y el público le sigue. En un main event de WM hay que desprender ese “It factor”, Roman lo tiene, pero Lesnar inunda el ring con él. Luce como lo que es, el campeón mas legítimo que jamás ha tenido la compañía. La atmósfera de “big match” se nota.
La lucha arranca con una agresividad enorme. Roman se lanza a por Lesnar y lo manda a la esquina, provocándole un corte. La intensidad de estos primeros segundos es brutal hasta que Lesnar corta con un german suplex y un F5.  20 segundos le han bastado a la bestia para darle un tremendo bocado de realidad a Reigns. Lesnar ni siquiera busca el pin ante un sorprendido Mike Chioda (el árbitro senior de la WWE) mientras Michael Cole recalca con una intensidad tremenda lo que acaba de hacer Brock. Esto no puede empezar mejor.
Lesnar castiga a Reigns con rodillazos y aplica un fisherman suplex. Lesnar intenta seguir, pero Reigns aplica unos contundentes codazos y puñetazos a Lesnar, aplica una clothesline y busca las cuerdas para aplicar otra aun más potente. No sell de Lesnar. Tremendo. Reigns, sorprendido, busca otra pero Lesnar esquiva y aplica otro german suplex. Heyman señala que ya van 3.
Reigns sonríe por primera vez mientras el castigo sigue. Belly to back suplex y Lesnar suelta la frase del año. “Suplex city, bitch” TT mundial, camisetas… si el público escuchase todo, la reacción en el momento habría sido colosal. Lesnar está en un nivel de superioridad in ring enorme y esa frase es el mejor ejemplo. Nadie puede soltar algo así y lucir tan dominante. Brock juega con un Reigns que le lanza un par de manotazos estériles que no llegan y  espera a que Roman se levante. Reigns tira un par de punches y la ofensiva es neutralizada instantaneamente por Brock. Otro(German) suplex, ya van 5. Reigns sonríe. Otro german suplex, y Reigns luce aturdido, no mira a Lesnar, pero no se ve miedo en él. Release front suplex de Lesnar a las cuerdas y Reigns queda colgado de ellas, rodillazos para la cara de reigns, durísimo rodillazo a las costillas y Reigns cae fuera. Reigns sube al ring a duras penas, consiguiendo bloquear un ataque de Lesnar. Reigns golpea duramente a Lesnar en su cabeza con la rodilla y también con patadas entre las dos cuerdas mas altas pero Lesnar bloquea y Reigns se come la Lariat más dura de su vida, cayéndo fuera del ring.
Lesnar mete a Reigns en el ring para otro suplex. Reigns se arrastra, está en la parte de fuera del ring pero Lesnar aplica desde esa posición un precioso overhead belly to belly suplex. El público corea “eight” mientras Lesnar aplica el segundo F5. Kick out de Roman al 2,5. Lesnar se enfada y se quita los guantes. Bofetadas para Reigns, muy duras como se puede apreciar a cámara lenta. Reigns pide más,  e increpa a Lesnar, que hace sus deseos realidad. En este punto, Reigns se está “despollando” de la risa (no confundir con no selling). Otros dos german suplex y cae el tercer F5. Reigns sale a 2,5 de nuevo. Taker no pudo con el tercer F5. Las caras de la gente del público son tan gráficas como la de Lesnar. Lesnar tira a Reigns fuera del ring, y le lanza al poste, pero Reigns reacciona y estampa a Lesnar, que sangra abundantemente. Heyman acude preocupado a ver si Lesnar, que está completamente ido, puede continuar. No hay respuesta y Lesnar ingresa con una brecha enorme a la cuenta de 9, con la mirada perdida y sin usar los brazos.
Reigns mira a Lesnar y su mirada recobra vida. Reigns habla, y se muestra con energías. Lanza un superman punch que manda a Reigns a las cuerdas. Reigns se recuesta en otro esquinero y su expresión facial es reveladora. Sorpresa y esperanza. Otro superman punch y Lesnar da vueltas en las cuerdas aturdido, cual boxeador que ha recibido un gancho perfecto de Muhammad Ali. Chioda le pide que le mire a los ojos, y la mirada de Lesnar está completamente perdida. Superman punch que Lesnar esquiva, y busca el german suplex, pero los intensos codazos de Reigns lo impiden, Reigns se libera y lanza varios cabezazos. Superman Punch y Lesnar cae al suelo. Reigns se recuesta en el esquinero, su expresión ahora marca ansiedad y motivación. Spear, Reigns no busca el pin, ante la expresión de pánico de Heyman. Lesnar se refugia en el esquinero pero está tan aturdido que acaba de nuevo en el centro del ring, donde recibe la segunda spear. 2,99 y Lesnar sigue vivo.
Heyman señala con los dedos que ha sido cuenta de dos, con una expresión de propia de quien acaba de salvar su vida. La duda aparece en Roman, pero carga su superman punch de nuevo. Reigns lo lanza… y Lesnar lo caza al vuelo, lanza con su último aliento un grito de rabia y aplica el cuarto F-5. No puede levantarse a cubrir a Roman.
“The second coming” suena y el público estalla. Rollins corre desesperado con su maletín al ring mientras JBL (que por cierto asegura no sabía el resultado) exclama “Brilliant, brilliant”. Vaya si es brillante, pero eso ya lo analizaré más abajo.
Esto ahora es una triple amenaza. Rollins tira a Reigns fuera del ring y busca la esquina. Curb stomp para Brock, pero sabe que no es suficiente y va a por otra. Lesnar le coge en el F5 pero Reigns ingresa al ring y aplica una spear a la desesperada. Lesnar queda mal parado y cae fuera del ring, pero Rollins queda en la posición perfecta. “Spear! A wounded spear! Curb Stomp! Cover by Rollins!!!” exclama Cole. 1,2,3. Seth es campeón de la WWE. Rollins celebra como un loco, ni el mismo se lo cree. Corre enrabietado al centro del stage y agita su título como en los viejos tiempos. Fuegos artificiales cierran Wrestlemania.

ANÁLISIS:

El objetivo de este blog era fijarme en cada detalle de los matches que analizo para poder valorarlos como es debido. Objetivo cumplido.
El match es no solo un candidato a MOTY, sino que posiblemente sea uno de los mejores matches de la historia de la WWE y personalmente, mi match favorito de WM.
La actuación de Lesnar está solo a su altura. Nadie puede hacer de Goliat, como él, nadie. Su dominio se ve plasmado en todo momento y por si fuera poco lo amplifica con un timing perfecto. Por otra parte, Reigns luce como un underdog ante Lesnar, pero pese a ello su ofensiva luce creíble. Creo que tampoco nadie puede hacer ese papel como él. Un aspecto muy criticado de Roman fue su risa, cuando esa risa es magia. Roman no está confiado, está jodidamente asustado. Esta tan asustado y desesperado que mira al dolor y al miedo y se ríe en su cara. Brillante.
Otra crítica que puedes leer en alguna IWC es la falta de moves. Esto no era un match cualquiera, era una guerra. La ofensiva de Lesnar es la más creíble que hay, no necesita más y está legitimado por su gimmick. Reigns por su parte, se limita a ir al máximo y golpear con lo mejor de su arsenal en el único momento posible.
Las expresiones faciales de Reigns son de sobresaliente, pero las de Lesnar son de matrícula. El momento en el que sube al ring completamente ido y aguanta la tormenta de superman punches es perfecto.
Por si esto fuera poco, la pobre historia del feudo entre ambos se ve compensada por la vida real. Por ese enorme fracaso que fue el push apresurado de Roman Reigns. El público quería a toda costa que perdiese Reigns. El match teniía un ambiente diferente por esto, la gente no estaba únicamente a un wrestler o una historia, sino que sintió que de verdad estaba ante algo con riesgo de condicionar irremediablamente el futuro de la empresa número uno. ¿Decidiría la WWE que esto debía ser un squash, como a muchos nos hicieron pensar durante los primeros 12 minutos?  Muchos que pensaron esto, estaba 2 minutos después rezando durante unos pocos segundos para que la cuenta del árbitro a la  no llegase a 3. Posiblemente, todos ellos estallasen de alegría cuando sonó el theme de Seth.
Ahora viene el tema del cash in. Llegados a este punto la lucha es en mi opinion *****. Lesnar podria recuperarse, aplicar otro F5 y practicamente ido llegar a 3 para que el match fuera MOTY. Con el cash in se va un poco mas allá. Recordemos lo que apunté sobre JBL, como exclamaba “brilliant”. Si de verdad no sabía el resultado, no me extrañaría que estuviese hablando fuera de personaje. Este Wrestlemania tenía como misión coronar a alguién. Esa es la misión a largo plazo de Lesnar en la WWE, es el propósito del fin de la racha. Y lo consiguieron. Reigns lucía forzado para muchísimos fans, y quizá no había hecho meritos. Lesnar debía perder el título por temas de disponibilidad contractual y porque era su cometido en este WM. La solución no pudo ser mejor. El oportunista Rollins, se adelantó a casi todo el mundo del wrestling, canjeando en plena lucha (por primera vez en la historia) y además en el Main Event de WM, dejando a Lesnar invicto y a Reigns como el hombre que casi vence a la bestia y que se quedó, probablemente, a un cash in de haberlo logrado.
Para mi, el cash in aporta a la lucha, pero igualmente sin el seria una lucha de prácticamente 10.
Tras esto, Reigns “pertenece” más que nunca, ganando respeto tras su tremenda actuación y esa paliza, Lesnar ha roto otra barrera de genialidad que le posiciona como posiiblemente el wrestler más único del continente y Seth, simplemente y para que más, es el campeón de la WWE. Es además el milagro que miles de fans pedían y que varios de ellos aun le agradecen incondicionalmente.
A esto hay que sumarle al brillante Heyman y sus gestos e interacciones, al referee Chioda, brillante en sus gestos y participación con los luchadores, al público, que pasó del ruido al silencio en este match (no por aburrimiento, sino por estar cautivado por la lucha y los nervios, como se puede ver en sus caras) y por Cole, JBL y Lawler, que hacen la mejor locución desde que forman trío.
Mucho me va a tener que llamar el Nakamura vs Ibushi cuando vuelva a verlo para superar a esta obra maestra. *****.

Gracias por leer.

Kingbilbin (@AlbertoTamame20)
Cortesía de Styles Clash Blog

Comentarios