Puntuaciones - WWE No Mercy 2017


WWE celebró anoche No Mercy, desde el Staples Center de Los Angeles. La polémica estuvo servida, una vez que las altas expectativas creadas contrastaron en varios casos con el producto ofrecido, creando gran diversidad de opiniones. Una vez más, os traemos nuestra tradicional review del evento:




Kick-off match: Elias vs. Apollo Crews


Turco:

La promo de Elias previa al encuentro volvió a dejar una gran reacción, haciendo justificar así los minutos en pantalla que se está ganando The Drifter. Por lo demás, combate típico de kick-off con prácticamente nada que destacar. Apollo volvió a hacer gala de su genial capacidad atlética, pero su falta de personaje hace que solo pueda levantar a la grada cuando ejecuta alguna maniobra aérea. Mientras, Elias se defiende, pero precisa de mejorar su técnica para así poder brindar combates más profundos. La rivalidad que se prevé entre el vagabundo y la Titus Brand aparenta ser una buena idea para ambas partes.


Puntuación: ⭐3/4

Intercontinental Championship - The Miz (c) vs. Jason Jordan


Sonny:

Lo primero que me queda claro después de este match es que Jason Jordan tiene un futurazo. Hoy, sin tener un combate excelente, ha dado muestras de que puede ser un wrestler muy bueno de cara al futuro. Tiene cualidades dignas de un proyecto top y si las cosas salen bien indudablemente será un gran nombre en los próximos años. El Miz, por su parte, es un wrestler que se ha vuelto muy sólido en sus actuaciones y cuando le toca enfrentarse a alguien sin mucha experiencia como hoy aflora lo mejor de él. Vimos a un Miz en un muy alto nivel cumpliendo perfectamente su rol en el combate, haciendo lucir bien a Jordan y luciendo bien él. El resultado fue muy bueno para un opener y para un combate sin mucha importancia.

https://i.gyazo.com/ccb3687de7dfec374e1bd001a7addcb2.gif

Puntuación: ⭐⭐⭐3/4

Finn Balor vs. Bray Wyatt


Sonny:

Balor y Wyatt no son de los mejores wrestlers que tiene WWE o de los más interesantes, pero esta vez hicieron bien su trabajo. Balor se hace entretenido cuando se dedica a lucirse ante otro rival. No me cuenta nada ni es sobresaliente, pero es entretenido así que por ese lado ayudo mucho a que el combate no fuera un bodrio. Lo mismo con Wyatt. En raras ocasiones cuando los planetas se juntan es capaz de hacer secciones de domino heel interesante. Fue así y sumó también para que el resultado sea algo digerible. En conclusión, hicieron que resalte más lo positivo que lo negativo lo cual es bueno para un match que estaba condenado al fracaso. Sin ser brillantes cumplieron.

https://i.gyazo.com/371af8fa79e671f158549363cc1c18e5.gif

Puntuación: ⭐⭐ 1/2

Raw Tag Team Championships - Dean Ambrose & Seth Rollins (c) vs. The Bar (Sheamus & Cesaro)


Turco:

Una vez más, la división tag de RAW ofreció uno de los encuentros del PPV (sino el mejor). Los que fueron camaradas de The Shield y The Bar volvieron a poner de manifiesto no solo la genial química de ambos dúos, sino lo bien que congenian dentro del ring. De primeras, se omitió el tradicional dominio face en el inicio, para dar paso así a secuencias de estrategia donde los ex-campeones logran sacar de quicio a Ambrose para su propio beneficio, aportando una buena carga de storytelling en los primeros minutos de combate. El público, a diferencia de en su match de hace un mes, estuvo metido la mayor parte del tiempo.


Ya fuese aportando spots contundentes (el swing contra los escalones, la powerbomb a Seth contra Ambrose recordando la secuencia de Summerslam), u ofreciendo esos pequeños detallitos que siempre, siempre suman (Cesaro agarrando del pantalón a Rollins cuando se acerca a su esquina), es un match cargado de momentos soberbios, siempre con buen ritmo y acción frecuente. ¡Incluso el árbitro atendiendo a un Cesaro ensangrentado sirvió como distracción para que Sheamus jugase socio! Ojalá hubiesen potenciado un poco más el limbwork sobre el brazo de Ambrose en la excelente parte donde tiene lugar el climax.


En la previa, comentaba que, pese a no esperar que superaran su combate en Summerslam, estos dos equipos dejarían algo digno de ser alabado. Tras dos visionados, he de decir que veo el de No Mercy un ligero paso por delante, pero teniendo en cuenta lo excepcionales que son ambos encuentros, cada uno con sus cualidades particulares, ambos merecen recibir sendos elogios. La situación de la división por parejas es excepcional, y debo dar la especial enhorabuena a Sheamus & Cesaro, quienes llevan ofreciendo encuentros notables desde finales del año pasado. Ahora, veamos lo que puede acontecer una futura reunión de The Shield al completo, ojalá siendo en una trama con los miembros de The Bar envueltos.

Puntuación: 3/4

Mastermind:

En parte tenía miedo de que, siendo otro tag normal sin estipulación ninguna, saliese algún copia-pega de su encuentro en SummerSlam, pero vaya si supieron volver a sorprender estos dos equipos. Sí, Cesaro y Sheamus llevaron a cabo sus tácticas heels y constantes relevos de siempre, pero esta vez la herida del suizo, lejos de perjudicar, hizo que los aspirantes añadiesen un plus de urgencia a su ofensiva y eso dio más fluidez al match; Ambrose y Rollins se intercambiaron los roles del anterior PPV, con Dean siendo ahora el face-in-peril y Seth encargándose del hot tag. El público también estuvo más metido de principio a fin, y no era para menos, porque la acción que se vivía se sentía determinante en todo momento.


Si bien en SS brillaron más o menos los cuatro por igual, en este Cesaro y Ambrose fueron los MVP de sus dúos: el primero, por seguir dando un gran nivel pese al desafortunado quiebre de dos dientes y llenársele la boca de sangre, plasmando ese rencor hacia Dean por ello; el segundo, por su buen selling y por crear un aura de vulnerabilidad y peligro, algo que -junto a la coordinación con Sheamus y Rollins para los grandes spots- llevó a que los falsos finales fuesen muy creíbles y emocionantes. Destaco la Riccola Bomb a Rollins sobre Ambrose, no lo vi venir y realmente me tragué que todo acababa ahí. La secuencia final, con los ‘hermanos’ sobreponiéndose cuando todo parecía perdido, fue muy bien ejecutada y para nada se sintió una victoria anticlimática outta nowhere, algo en lo que se diferencia de los dos grandes combates de la cartelera... Estamos ante el combate de la noche, sorprendentemente. 



Puntuación: 1/4

Women's Championship - Alexa Bliss (c) vs. Sasha Banks vs. Nia Jax vs. Emma vs. Bayley


Unleash:

Es muy difícil que un combate con tanta gente salga bien. Normalmente suelen ser algo muy desorganizado y los movimientos y spots tienden a estar metidos a lo loco; por eso este combate resulta una sorpresa tan agradable.

El guión del combate está claramente marcado por la presencia de Nia Jax, la monster heel que todas debían tratar de eliminar para estar más cerca de la victoria, y el combate se beneficia mucho de esto, pues ayuda a construir algo lógico y con sentido. Los momentos en los que sacan a Nia de la acción son más rápidos y frenéticos (en el mejor de los sentidos), y al estar dosificados se disfrutan más aún.

Las cinco wrestlers estuvieron igualmente bien, cumpliendo a la perfección con lo exigido, y los spots introducidos fueron, además de llamativos, coherentes, destacando la powerbomb a Nia desde el apron hacia fuera del ring, que lució devastadora gracias al trabajo de las cinco.



La victoria de Alexa estuvo muy bien llevada, de un modo heel oportunista pero también original. Muy satisfecho con el nivel mostrado.



Puntuación: 1/2

John Cena vs. Roman Reigns 



Mastermind:

Un combate que tenía muchas ganas de ver y de que me encantase, pero que por desgracia se quedó por el camino. Ya no sólo la mala secuencia inicial en la que Cena pretende abandonar el estadio (wtf!? Totalmente en discordancia con su gimmick) y Reigns lo devuelve al ring, en un claro intento de poner al público a favor del samoano, si no que, desde mi punto de vista, el planteamiento ya de por sí es erróneo: Roman es quien domina a Cena, cuando durante toda la storyline se nos ha transmitido que es éste la piedra en el camino del samoano.


Pese a ello, el combate va bien. La ofensiva de Reigns luce igual de dura que de costumbre y Cena bumpea para él de lujo, los moves clásicos de cada uno se insertaron bien... Hasta que John se pone a disparar Attitude Adjustments por doquier, ahí la cosa comenzó a descarrilar. Odio que el Súper AA se haya convertido en un big move más. Odié más que Cena conectase otros DOS AAs, seguidos, y que Reigns siguiera saliéndose, y desde luego lo que menos me gustó fue que tras eso Roman se sacase sus dos signatures de la nada, sin vender el festival de finishers por el que pasó a lo largo del combate, y tan sencillamente se llevase un combate ante el tío por el que tendría que haberle sido muchísimo más difícil quitarle la antorcha.


Fue buen combate, bastante entretenido, pero para algo que tenía escrito “WrestleMania” y “MOTYC” en la frente se quedó muy corto, por culpa de esa ‘sobreépica’ de la que le encanta abusar a WWE y que ha acabado por quitar toda emoción a nearfalls que sobre el papel deberían seguir siendo convincentes. Una lástima.


Puntuación: 3/4

Alex Giménez:

Un nuevo big match de Roman Reigns en WWE. Una nueva decepción. La nueva cara de WWE ha demostrado, una vez más, no estar a la altura de la situación. Su combate con John Cena. Ese duelo intergeneracional. Ese paso de antorcha. Ese choque de iconos fue… raro.

El hype era alto. La lucha que pensábamos que no sucedería, sucedió. La construcción previa no me convenció y decidí ver la lucha sin expectativas; quería que me sorprendieran. Para mi desgracia, ni con esas fue suficiente para disfrutar de este combate.

Una lucha simple (en el peor de los sentidos) y sosa. John Cena trabajó en piloto automático, como si de un house show se tratara, y no hizo absolutamente nada. Cena, que con el compañero de baile adecuado sabe hacer cosas interesantes, lució desmotivado y tiró de fórmula spotty. Para más inri, sacó a relucir su famoso selling; que se basa en dejarse muerto, cual muñeco de trapo, para hacer lucir devastadora (nótese la ironía) la ofensiva de su rival y después resucitar como si nada.

El combate es malo. Lo único positivo es que ganó el que tenía que hacerlo y que Roman no fue tratado como un underdog (táctica que le gusta mucho usar a los creativos). Fase inicial tediosa y sin ritmo, fiesta del big move con nearfalls predecibles y un final totalmente anticlimático.

Para más inri, Roman Reigns volvió a dejar una performance que rozó la mediocridad. Una fase inicial muy mal marcada, con excesivas pausas y carente de drama. WWE lo intenta, le lleva poniendo casi cuatro años contra los mejores rivales del mundo y en el mejor lugar de la cartelera, pero macho, de dónde no hay no se puede sacar. Roman no es malo, ni mucho menos, pero ha quedado demostrado que no es ese super-clase y Ace que nos llevan queriendo vender desde la ruptura de The Shield.

¿Lo peor de todo esto? Qué no le dejan ser heel. Te venden la moto en algunas promos, pero luego Cena le pone super over y los comentaristas te lo venden como la rencarnación de Steve Austin. Roman ya es un main eventer, nos ha quedado claro WWE. Deja de hacerle “retirar” a Undertaker y Cena, la gente no le querrá más por ello. Deja de construir a Lesnar, destruyendo a todos tus talentos interesantes, para darnos la enésima historia de redención de Reigns en WrestleMania. No lo queremos ver.

Este combate, si lo hubieran dado dos luchadores normalitos, habría tenido mejor nota. Pero no puedo permitir que una lucha tan importante sea ejecutada así. Me niego. No quería una cátedra de wrestling, quería emoción y tensión, no la basura quemada de siempre.
 


Puntuación: DUD

Cruiserweight Championship - Neville (c) vs. Enzo Amore


Turco:

Poner a Enzo, el que seguramente sea peor wrestler de todo el roster, junto al quizás worker más regular de la empresa (y WOTYC en la WWE), parecía un buen modo de que Amore diese su primer singles decente desde que está en la empresa en la división crucero, pero ni con esas. Los prácticamente nulos recursos del de Nueva Jersey dentro del ring tiraron por abajo la performance de un Neville que poco pudo hacer, y que, aún cargando el combate en prácticamente todo momento, fue incapaz de elaborar ni siquiera una secuencia interesante frente a un compañero cuyas skills son prácticamente inexistentes.


Enzo se dedicó a recibir, recibir, y recibir, con un selling tan realista que parece más bien fruto de su dejadez que de una verdadera habilidad para bumpear. El final es un insulto para el mejor campeón de la empresa en 2017, con un modo de ganar que concuerda con el personaje del parlanchín, pero…por dios, es un low blow. Tan rastrero e injusto que no quiero que Neville sea el heel aquí :'(

 

Curioso ver a Amore campeón, dados sus más que sabidos conflictos en el vestuario. ¿Es esto un insulto a la división crucero? Bueno, es bien sabido que la WWE antepone el entretenimiento al wrestling. Por mucho que duela, el Certified G es el luchador con más reacción entre todos los cruceros, y sus segmentos en 205 Live aportan un matiz que hace los programas más variados y entretenidos. Aquí no existe meritocracia, pero confió en que sea cuestión de tiempo que la empresa despoje del campeonato a un tipo incapacitado para luchar de tú a tú con cualquiera de sus compañeros de roster. Y no sé, lo apruebo porque es Neville e hizo lo que pudo.

Puntuación:

Universal Championship - Brock Lesnar (c) vs. Braun Strowman


Turco: 

Con un hype tan alto, era mucho más probable una decepción que un match tan satisfactorio como se esperaba. Desgraciadamente fue lo primero, y sin llegar a ser un mal enfrentamiento, está a años luz del build up ofrecido. Y no, la duración no es un problema, y más aun viendo los apenas 6 minutos con los que Joe y Lesnar nos brindaron un notable encuentro en GBOF hace 3 meses.



La estructura fue ordinaria y previsible, algo a lo que no acostumbra Lesnar y que precisamente lo distingue de tantos otros. Tampoco vimos un dominio arrollador ni espectacular de Strowman, ¿y recordáis esos dos powerslam contra la mesa que hubo en Summerslam y que nos puso el hype por las nubes? Aquí no encontramos nada remotamente parecido. Basar el dominio de Brock en el Kimura Lock, un move que lleva 4 años sin estar over, tampoco ayudó. El público venía muerto del Reigns vs Cena, y eso es otro contra. Y vaya, hubiese sido perfecto ver a Strowman resistir el F5, pero imagino que eso es algo que se reservan para otro combate de mayor envergadura.



Empezó genial y se desinfló tanto que terminó por sentirse tan, tan corriente, que es difícil creer que dos workers de este nivel hayan originado un encuentro tan poco satisfactorio, destacando tan solo el bien sabido selling excepcional del actual campeón Universal. Un choque de trenes a medias, básicamente. Ansio una revancha en el futuro que ponga a ambos en el pedestal que les corresponde.


Puntuación: 3/4

Unleash:

De este combate, al igual que muchos, salgo con la sensación de que podría haber sido mucho más de lo que fue. No solo porque las expectativas que llevaba desde el principio fuesen elevadas, sino porque el comienzo del combate llevaba una tónica estupenda.

El planteamiento inicial me pareció el idóneo, y la ejecución, ideal. Sin embargo, todo se empezó a torcer al entrar en Suplex City. Porque Suplex City ya no es un lugar aterrador al que Brock lleva a sus rivales. Suplex City ya no es ese momento que todos los aficionados esperamos ver. Suplex City es la zona de confort de Brock Lesnar, y eso fue lo que impidió que este combate fuese todo lo bueno que podría haber sido.



Ahondando más en por qué me pareció tan buena la parte inicial, vemos a un Braun letal, feroz pero también muy inteligente, como le demuestra a Brock con contras para anular su ofensiva.



Esto establece a Strowman como el hombre fuerte del combate, el rival a batir, y a Lesnar como el underdog. Pero es entrar en Suplex City y tirar a la basura este planteamiento para llegar a la fase de dominio estándar de Lesnar, con tan solo unos reversals a los finishers para añadirle algo de interés a esta fase final. Reversals que, por cierto, en ningún momento vi orgánicos o bien introducidos.

Lo dicho, una decepción, aunque no por ello necesariamente malo.


Puntuación: 1/4


¿Qué te ha parecido el evento? ¿Estás de acuerdo con lo analizado en este post? Queremos saber tu opinión. Comparte tus impresiones sobre No Mercy 2017 en la caja de comentarios y únete al debate.

Las fotos empleadas pertenecen a la galería fotográfica del evento en WWE.com, la cual podéis encontrar pulsando aquí.

Comentarios