Previa - NXT TakeOver: Brooklyn III


El territorio de desarrollo de WWE celebra este sábado su evento más importante del año desde el Barclays Center, en Nueva York. NXT TakeOver: Brooklyn III promete dejar un buen show, en una cartelera encabezada por el duelo por el campeonato de la marca entre Bobby Roode y Drew McIntyre, el cual no dejará indiferente a nadie.


Johnny Gargano vs. Andrade "Cien" Almas




Con la lesión de su ya ex compañero de equipo, parece que a Johnny Wrestling le llegó el momento de brillar en la escena individual. Habiéndose desprendiendo en gran parte de ese aura de luchador genérico con el que inició su carrera en NXT, y habiendo mejorado notablemente in-ring durante su alianza con Tommaso Ciampa, el run individual de Gargano en NXT pinta, como mínimo, interesante. El antiguo campeón por parejas solicitó un rival para no perderse TO: Brooklyn, y dicha petición fue respondida por Andrade "Cien" Almas, quien ahora, acompañado por Zelina Vega, parece estar enderezando su rumbo, habiendo adoptado un personaje al que se acopla a las mil maravillas.

Ni una promo, ni un careo...que Andrade va a tener que hacerle el job a Gargano se siente casi una realidad. Salir de aquí con una derrota bajo el brazo les sentaría muy mal a ambos, pues mientras que uno afronta su primer singles trascendente, el otro parece haber encontrado el camino de la estabilidad acompañado por su nueva manager, tras más de un año dando tumbos. Sin embargo, y como ya le ha ocurrido en otras ocasiones, el antiguo luchador de CMLL tiene todas las papeletas para ser el primer escalón que superará Johnny, en la que, si nada se tuerce, será una destacada trayectoria individual en NXT. Al menos quedémonos con el consuelo de que, si les dan el tiempo suficiente, será un buen combate.

Ganador: Johnny Gargano
Expectativa: Media


NXT Tag Team Championships - The Authors of Pain (Akam & Rezar) (c) vs. SAnitY (Alexander Wolfe & Killian Dain)



Con la ruptura de #DIY y la marcha de Revival rumbo al main roster, finalizaba la era más existosa del tag team wrestling dentro de NXT. Quedaban en pie y como campeones por parejas los Authors of Pain, que pese a su juventud, ya cuentan con una buen número de matches destacados, un halo de monsters heel envidiable, y la inestimable ayuda de Paul Ellering. Pese a ello, la falta de equipos competentes en la marca parecía condicionar el avance de su reinado, hasta que surgió SAnitY, quienes a pesar de ser heels, se erigieron como la alianza más capacitada para hacer frente a los campeones, dentro y fuera del kayfabe. El público ha recibido muy bien las interesantes brawls de ambos bandos, y ha comprado el desafió entre los dos bandos más dominantes de la marca; poca más construcción necesitaba un combate de estas características.

Aún con todo lo comentado, el combate seguramente estará lejos de lo anteriormente visto en la división tag. Akam & Rezar han demostrado un buen desempeño hasta ahora, pero todo hay que decirlo, ante rivales de la talla de American Alpha, o los ya mencionados Revival & #DIY; su impacto como gigantes no se lo quita nadie, pero deben seguir progresando en cuanto a in-ring se refiere. Wolfe & Dain son buenos (en especial el segundo), pero tanto lo primeramente mencionado, como el modo en el que el público podría responder ante el juego de roles con dos equipos heels, me genera ciertas dudas en cuanto al match.

Parece que SAnitY no podrá seguir progresando como stable si no es capaz de rondar órbitas titulares, pero aún a ello, me parece pronto para decir adios al reinado de los Authors of Pain. Al menos, por ahora.

Ganadores y aún campeones: Authors of Pain
Expectativa: Media


Aleister Black vs. Hideo Itami




Tanto tiempo ha permanecido Itami lesionado desde que se encuentra en NXT, que después de mantener desde 2014 exactamente el mismo personaje face, un cambio a heel parecía una alternativa plausible. El turn se produjo llegado de la mano con un interesante feud con Kassius Ohno, donde tras unas semanas de amistad, el japones atacó a su socio exigiéndole respeto, y batiéndolo posteriormente en sucesivas ocasiones. En el otro lado, Aleister Black sigue impresionando con su atípico gimmick, pero aún espera una historia sólida para él. 

Resulta tan curioso como injusto que una rivalidad de un build-up de varios meses como la acontecida entre Ohno e Hideo no llegue a este gran evento, mientras que una trama tan poco trabajada como la que acontece aquí, se gane uno de los pocos huecos de este TakeOver. No parece descabellado que la intención de esto fuese incluir de algún modo a Aleister en este TO, que tanto por personaje como por su trabajo en el ring, debería ser una de las caras más reconocidas de NXT en los próximos meses.  Lo positivo en esta storyline tan pobre reside en el combate que pueden ofrecernos, pues son dos muy buenos wrestlers, con gimmicks interesantes, y en 15 minutos podrían llegar a dejarnos quizás el mejor match de la noche. Itami como heel se me hace muy interesante, y el choque de personajes que puede tener junto al anteriormente conocido como Tommy End, es un gran atractivo. Pensar que la intención es continuar la rivalidad entre estos dos, siendo este el primer combate de una larga historia, me genera aún más hype.

Aleister Black no debería ceder su primera derrota en un contexto tan poco atractivo, e incluso una aparición de Ohno parece el escenario perfecto para darle la victoria sin dejar excesivamente mal a Hideo, aunque en este punto, no se me antoja demasiado probable. Quizás el tiempo en Itami en NXT se acaba, pero el de Black lo debería conducir a ser un símbolo del roster antes de que acabe el año..

Ganador: Aleister Black
Expectativa: Media-Alta


NXT Women's Championship - Asuka (c) vs. Ember Moon




En TakeOver: Orlando, durante el fin de semana de Wrestlemania, Asuka logró retener su título ante Ember por medio de tácticas sucias poco propias de la campeona. Cuando ya se había pactado una revancha a cuatro bandas para un mes después en TakeOver: Chicago, Moon sufrió un esguince de hombro a raíz de un encuentro con la japonesa. En sus dos meses de ausencia, la campeona hizo frente a varios retos (destaca un genial LWS con Nikki Cross), pero a largo plazo, fue fácil comprender que esto solo era un trámite hasta el retorno de Ember, y que el verdadero reto de Asuka sería enfrentar de nuevo a la dueña del Eclipse; poco le hizo falta a esta última para justificar una segunda oportunidad titular.

El ascenso de Asuka al main roster sigue siendo un enigma, y, pese a que en muchas ocasiones parecía estar muy cerca, se continua posponiendo una y otra vez. Sin embargo, el bookeo que ha recibido desde que se enfrentase a Mickie James, ha conseguido "humanizarla": pese a que continua muy over, ya no es la fuerza destructiva imparable del año pasado. Porque seamos honestos, ¿realmente qué mujer del roster de NXT ha hecho los méritos de Asuka? Sigo creyendo que nadie debería estar su nivel, pero en el kayfabe han logrado, y de un modo excelente, capacitar a luchadoras como Nikki Cross de ser amenazas real para ella. De este modo, podemos decir que hay ciertas mujeres en el roster que representan un peligro para Asuka, cuando antes prácticamente nadie de la división podía toserle (solo recordar los 51 segundos que tardó en batir a Liv Morgan). Ember Moon se presenta como el desafió más peligroso para la campeona desde Bayley, habiéndola construido de tal modo que no sería nada desacertado verla despojar a la actual campeona de su oro, cosa que vería bien. El punto álgido en el reinado de Asuka ya ha pospuesto, luego no tendría sentido la bajada de status sufrida este 2017 para terminar dejando vacante el campeonato, que es quizás lo que debió haber hecho en un primer momento, cuando se encontraba en la cumbre de su excepcional reinado. Creo firmemente que, tras más de 400 días, es el momento de que el campeonato pase a nuevas manos, donde junto a ciertas luchadoras procedentes del Mae Young Classic, y otras actuales wrestlers de NXT, representarán la nueva era en la división femenina en el territorio de desarrollo.

Asuka llevó sobre sus hombros el peso de toda una división maltrecha, pero ahora que esta parece haberse recuperado, y Ember se asemeja como la candidata ideal para batir a la actual campeona, el escenario parece perfecto para una histórica coronación. Con el muy buen precedente de TO: Orlando, sería lógico que la japonesa soltara el campeonato dándonos un muy buen combate. Asuka necesita el main roster, y el main roster necesita a Asuka

Ganadora y nueva campeona: Ember Moon
Expectativa: Media-Alta


NXT Championship. Bobby Roode (c) vs. Drew McIntyre




A nadie le extraño que McIntyre tardara poco más de dos meses desde su llegada en convertirse en aspirante para el campeonato de NXT; el escoces parecía el refuerzo perfecto para una marca falta de star power: joven, familiar para el público, y con mucho talento. Tras derrotar a Killian Dain para hacerse #1 contender, ha basado su disputa con Bobby Roode en querer devolverse al público el NXT que el Glorious decía ser suyo. Con este premisa, la rivalidad no se hizo demasiado personal, involucrando también a Roderick Strong, y terminando en un ataque por la espalda del campeón al aspirante en el último semanal. A mi me gustaría pensar que en el mensaje de McIntyre se esconden algo más que simples palabras: no solo se debe devolver NXT a la gente, sino a aquellos que deberían ser cabeza de cartel de la marca, pues Roode, con su dilatada carrera, y ya 40 años a las espaldas, no parece ser la cara que debería tener NXT. Drew, por otra parte, representa la juventud, la ambición, y el aire fresco que reclama este supuesto territorio de desarrollo, y nada me gustaría más que ver a un tipo con su hambre y ambición como campeón máximo.

Pese a criticar a Roode, y que personalmente no sienta que debe representar NXT, está teniendo el mejor reinado de campeón principal en años. Comenzó con dudas, pero sus sólidas defensas ante Roderick Strong o Hideo Itami prueban que se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera, teniendo además al público en el bolsillo, y funcionando muy buen como heel. Si unimos esto a la categoría como worker que atesora The Chosen One, es de esperarnos un combate como mínimo, bueno. Si ambos sacan lo mejor de sí, seguro será un match mucho mejor de lo que bastante gente se espera, aunque tampoco tienen demasiado con lo que jugar en una storyline que quizás pecó  de no ser todo lo profunda que debería.

Aunque Drew parece el relevo perfecto como campeón, no creo que esta sea la ocasión adecuada para que el título cambie de manos. Pese a que quizás no debería ni haber pasado por aquí, y aún estando 100% capacitado para llevar la batuta de la marca como campeón máximo, McIntyre lleva poco tiempo en NXT, y Bobby, pese a lo que se diga, está desempeñando muy bien la función de campeón, y no siento que en el main roster lo necesiten. Probablemente, a largo plazo el título pase a la cintura del escoces, pues no se me ocurre mejor candidato para ello (puede que Black), pero si eso ocurre, seguramente acontezca en una futura revancha mucho más personal, sobre todo viendo como Strong ha metido sus narices en esta historia, el cual probablemente será un elemento que servirá para llevar el ángulo a más durante las siguientes semanas. Aún con todo esto, no es descartable un cambio de campeón, para que así, NXT termine "siendo devuelto a la gente".

Ganador y aún campeón: Bobby Roode
Expectativa: Media-Alta


Víctor Turco



Puedes visitar la previa oficial del evento desde WWE.com

¿Estas de acuerdo con los pronósticos? ¿Qué combate te llama más la atención del TakeOver? Puedes dejar tu opinión en la caja de comentarios, y recuerda que un día después del evento, publicaremos en Social Topcast nuestra review de TakeOver: Brooklyn III.