Puntuaciones + Review - Ring of Honor 15 Aniversario

Christopher Daniels hace historia en el evento principal de un evento que quedará para siempre en las retinas de los aficionados

C:\Users\alegi\AppData\Local\Microsoft\Windows\INetCache\Content.Word\ARTICULO PORTADA.JPG


Después de muchas semanas de críticas por parte de los aficionados, Ring of Honor tenía una oportunidad de oro con el 15 Aniversario. La posible coronación de Daniels y las apariciones de talentos reconocidos como The Hardys o Bully Ray atraería a muchos ojos. Si el evento salía mal, los malos comentarios podrían hacer mucho daño de cara al público más casual; si salía bien, se marcaría el home-run que tanto necesitaban. Para suerte de un servidor, el PPV fue todo un éxito y ofreció aquello que tanto pedía en mi primer artículo, la esencia y la calidad del ROH original.

Jay White vs Kenny King
Ring of Honor decidió abrir la noche con un combate no anunciado. A priori me pareció muy extraño; pero luego comprendí que la directiva quería premiar al mayor número de talentos posibles con una aparición en un PPV tan especial. La lucha no tenía una construcción, pero cobra sentido dentro de la rivalidad entre The Rebellion y Search & Destroy.
El joven White vio recompensado su esfuerzo con una victoria individual en el 15 Aniversario. El combate fue rápido, sencillo y eficaz. Cada uno hizo lo suyo, el público reaccionó mejor de lo esperado y Jay White pudo mostrar como ha progresado durante estos 12 meses en ROH. Será una gran estrella cuando regrese a la tierra del sol naciente.
Puntuación: ⭐️⭐️⭐️

Punisher Martinez vs Frankie Kazarian vs Hangman Page vs Cheeseburger vs Chris Sabin vs Silas Young
He de reconocer que, cuando anunciaron esta lucha el jueves, me enfadé mucho. Detesto las incorporaciones de última hora. También he de decir que los combates a cuatro o seis bandas de ROH suelen ser una maravilla, y por lo tanto esperaba algo entretenido. Pero vaya, lo que no esperaba (ni nadie, la verdad) es que este combate terminara siendo tan bueno. Una auténtica locura con ritmo e intensidad que volvió loco al público de Las Vegas. Si parpadeabas te perdías algo.
Los seis luchadores trabajaron bien y tuvieron su momento para brillar. Hasta el bueno de Cheeseburger se adaptó a sus compañeros. Aun así, el que brilló por encima del resto fue Punisher Martinez. El gigante caribeño aprovechó al máximo la ocasión y se robó la lucha con movimientos espectaculares. Un talento más que interesante que puede dar mucho que hablar este año.


La victoria se la terminaría llevando Frankie Kazarian. No me molesta verle luchar por el campeonato mundial de la televisión, sobretodo si tenemos en cuenta que el combate será una mera defensa de transición para televisión. La noche empezaba a calentarse.
Puntuación: ⭐️⭐️⭐️1/2

Jay Lethal vs Bobby Fish
La batalla entre “Top Contenders” fue uno de los puntos álgidos del show. Esperaba grandes cosas de estos dos luchadores y puedo decir con orgullo que superaron mis expectativas.
Bobby Fish demostró una vez más por qué es uno de los mejores workers del mundo. Desde la disolución de reDRagon hace 18 meses, Fish ha encadenado actuación espectacular tras actuación espectacular. Su trabajo en singles es un auténtico escándalo y le ha servido para asentarse como el mejor luchador puro de la empresa.


El combate estuvo marcado por el trabajo meticuloso de Bobby a la pierna y las costillas de Lethal. El excampeón mundial vendió muy bien en todo momento y adaptó sus movimientos por el dolor acumulado. Son esta clase de detalles la que le hacen a uno disfrutar más de un combate.
El tempo de la lucha, como siempre que Bobby Fish está sobre el ring, fue más calmado. 15 minutos muy bien aprovechados que me recordaron al ROH original. Dos luchadores que trabajan duro incluso a mitad de show para robarse la noche. Echaba en falta esa esencia de dos tipos, frente a frente, que se respetan y dan todo sobre el ring para ofrecer un combate de calidad.
Como digo, una lucha de altísimo nivel que sirvió también para callar, una vez más, a todos los detractores de Jay Lethal. Muy recomendada.
Puntuación: ⭐️⭐️⭐️⭐️

[Campeonato Mundial de Tríos] The Kingdom (c) vs Dalton Castle & The Boys
El combate que menos esperaba y peor construido. Vale que Dalton luchará por el campeonato mundial en Supercard of Honor, pero regalarle una lucha titular en PPV cuando vienen de perder contra The Rebellion en televisión no tiene mucho sentido.
The Kingdom se ha adaptado muy bien a su rol en el midcard y son capaces de dar combates muy entretenidos (buena prueba de ello fueron sus defensas en Honor Reigns Supreme y Undisputed Legacy). Los Boys intentaron ofrecer algo nuevo, pero esta lucha se vio tan forzada que el público, y con razón, mostró indiferencia.
La nota negativa de la noche llegó en el último minuto de combate. El jovencísimo TK O’Ryan midió mal las distancias al aplicar un hermoso Asai Moonsault e impactó de lleno con la valla separadora del público. Sus tobillos podrían estar rotos. Una pena para el luchador, que tenía mucho potencial, y para The Kingdom, que con total seguridad deberán dejar los campeonatos vacantes. Una pena.
Puntuación: ⭐️⭐️3/4

[Campeonato Mundial de la Televisión] Marty Scurll (c) vs Lio Rush
Lio y Marty viajaron a Las Vegas con la intención de robarse el show, y para muchos eso fue lo que sucedió. Campeón y retador venían de dar una gran lucha no titular en The Experience. Aquella noche en Columbus nos ofrecieron un pequeño aperitivo de lo que eran capaces de ofrecer.
Marty Scurll está siendo uno de los luchadores más importantes de ROH este 2017. Desde su llegada, The Villain ha ofrecido muy buenos combates. El equipo creativo, imagino, quiso recompensarle con una lucha de 20 minutos en el PPV Aniversario.
He criticado en muchas ocasiones a Scurll. Creo que peca de pasividad en el ring y, en muchas ocasiones, se limita en quedarse quieto mientras recibe golpes, sin vender, para luego ejecutar su secuencia como si nada. Esto es algo que me saca de sus combates. Por suerte para el espectador, Marty decidió sacar su mejor versión y trabajó el combate de manera seria.
El joven Lio Rush volvió a maravillar a la audiencia con su tremenda capacidad atlética. Es una locura lo que este tipo es capaz de hacer con solo 21 años. Me gustó mucho su rol en el combate. Pecando de novato, como bien dijo un sobresaliente Colt Cabana en comentarios, Lio se mostró frustrado en varios momentos y cometió errores (dentro del storytelling del combate) que le salieron muy caros. Genial.


El campeón se acabaría llevándose la victoria en un sólido enfrentamiento. Esos detalles en los minutos finales recordando a Nigel McGuinness (al aplicar la Tower of London) y a Bryan Danielson (sucesión de codazos previa al Chiken Wing Crossface final) fueron un acierto. Marty sigue con su racha de grandes luchas este año (vs Sonjay Dutt o vs Donovan Dijak) que le colocan como uno de los top heels de la empresa. Lio no se vio perjudicado en la derrota; su gran victoria puede (y debe) esperar.
Puntuación: ⭐️⭐️⭐️⭐️

The Briscoes & Bully Ray vs War Machine & Davey Boy Smith Jr.
Continuando con el contraste de estilos que ofreció este show llegamos al brawl por excelencia entre tipos grandes. La lucha iba a ser originalmente un enfrentamiento entre Briscoes y Killer Elite Squad (K.E.S); pero la lesión de Lance Archer en Japón obligó a cambiar los planes. Al final del día, las incorporaciones de Bully Ray y Davey Boy Smith Jr. hicieron, para mí, que el combate fuera más llamativo.
La lucha fue el típico enfrentamiento intenso lleno de duros golpes. The Briscoes y War Machine se entendieron muy bien y me hicieron recordar las grandes luchas que dieron en el pasado. Davey Boy Smith se sintió cómodo y añadió ese punto de tensión dentro de su equipo. Teniendo en cuenta que War Machine irá a por el Campeonato Peso Pesado en Parejas IWGP, sería interesante ver una nueva lucha entre K.E.S. y ellos, guardo gran recuerdo de su duelo en NOAH allá por 2015.


A pesar de todo el talento involucrado, la principal atracción de este combate fue Bully Ray. El veterano luchador nos sorprendió a todos en Manhattan Mayhem VI con una aparición sorpresa. En el 15 Aniversario mostró interés por ROH, y pudimos verle algunas combinaciones interesantes con los Briscoes.
Bully ha reconocido que ha venido a ROH a aportar, no a quitarle el puesto o el dinero a nadie. Ahora que The Kingdom se ha lesionado, sería interesante ver un reinado corto de The Briscoes & Bully Ray. Podría funcionar para que Bully se adapte al estilo y ritmo de la empresa; antes de ejecutar un hipotético (y muy deseado por mi parte) turn heel.
Puntuación: ⭐️⭐️⭐️1/4

[Street Fight por el Campeonato Mundial en Parejas] The Hardys (c) vs The Young Bucks vs Roppongi Vice
Según muchos, el combate más esperado de la noche (y eso que se anunció dos días antes del PPV). El reinado de los Young Bucks llegó a su fin de la mejor de las maneras: con un momento inolvidable en el Hammerstein Ballroom. Matt y Jeff Hardy aparecieron de la nada y rompieron todos los esquemas de los Bucks para hacerse con los campeonatos mundiales en parejas de ROH en Manhattan Mayhem VI, ¡Gracias Impact Wrestling!
Este movimiento inesperado provocó que la Street Fight entre Roppongi Vice y The Young Bucks pasara a ser una triple amenaza. Y vaya triple amenaza señores y señoras, ¡qué locura de combate! Como ya pronosticaba Broken Matt, en Las Vegas veríamos de nuevo al Jeff Hardy más clásico. En palabras del propio Jeff, el Spot Gorilla definitivo.
La lucha estuvo llena de grandes spots y, para mi grata sorpresa, una estructura definida. Los careos entre los Bucks y The Hardys fueron geniales. La intensidad se palpaba en el ambiente y consiguieron que no fueran excesivamente largos para generar hype de cara a su duelo en Supercard of Honor el 1 de abril. La pelea callejera fue mucho más que una simple spotfest estilo PWG; los 20 minutos se segmentaron a la perfección y todo, dentro del caos del combate, tuvo un sentido.
Mención especial merecen RPG Vice. Algunos aficionados dicen que sobraran; pero yo opino que fueron el pegamento necesario que definió el combate. Sin Baretta y Romero, la lucha de Supercard of Honor habría perdido todo el hype. Además, no podemos negar que Baretta, una vez más, volvió a dejarse la piel y accedió a formar parte de los spots más peligrosos del combate.


Los Hardys se alzaron con la victoria con el final especial “de la casa”: Jeff saltando desde una escalera sobre una mesa. Poco más se le podía pedir a estos seis luchadores. No fue mi combate favorito ni creo que fuera tan espectacular como muchos críticos afirman; pero no puedo negar que fue una Street Fight muy divertida.
Puntuación: ⭐️⭐️⭐️⭐️

[Campeonato Mundial de ROH] Adam Cole (c) vs Christopher Daniels
Increíble es un adjetivo que se queda corto para describir lo que este combate me hizo sentir. Christopher Daniels y Adam Cole ofrecieron un evento principal a la altura del 15 Aniversario de Ring of Honor que consiguió recuperar a la mejor versión de un Cole venido a menos. Daniels, por su parte, volvió, una vez más, a hacer magia sobre el ring.
ROH ha tenido muchos problemas en anteriores eventos de Pago-Por-Visión (PPV) para construir rivalidades importantes. De cara a este 15 Aniversario, el señor Hunter Johson (Delirious para los amigos) decidió bookear como mejor sabe y consiguió generar gran expectación en torno a este combate. Hacía mucho tiempo que no llegaba al evento principal de un PPV con dudas reales en torno al ganador del combate.
Christopher Daniels. 23 años de carrera, miembro de Ring of Honor desde el año 2002… El eterno aspirante que había fracasado en sus nueve combates titulares anteriores. Su carrera parecía estar muy cerca del final. Venido a menos con los años, Daniels había dado un paso atrás para potenciar la división en parejas junto a su compañero Frankie Kazarian.
En 2017, 15 años después de protagonizar el primer evento principal de la historia de ROH, Christopher Daniels consiguió ganar el torneo Decade of Excellence y obtuvo una nueva oportunidad titular. Esta historia de por sí ya parece potente; pero si a todo esto le sumamos el hecho de que Adam Cole estuvo torturándole psicológicamente todas las semanas, la rivalidad gana mucho. El campeón mundial derrotó al aspirante en cada combate por equipos que disputaron e, incluso, consiguió reclutar al mejor amigo de Daniels, Frankie Kazarian. La victoria, pensaba Cole, era puro trámite.
Con este panorama llegamos al 15 Aniversario. Desde el primer minuto de combate la historia fue clara: Adam Cole sabía que era superior a su rival y dejaba pasar los minutos, consciente de que la victoria llegaría tarde o temprano. El nivel de confianza de Adam Cole era tal que prescindió de la compañía del Bullet Club en ringside.
Al poco de comenzar, Cole estrelló la cabeza de su rival contra el poste y le abrió una brecha en la ceja. A partir de aquí, el combate se resume en un dominio total de Cole. El campeón sacó a relucir sus mejores dotes interpretativas, esas que tanto había echado de menos estos meses, y no dudó en mofarse de Daniels una y otra vez. Su plan estaba ejecutándose a la perfección.


Daniels, por su parte, volvió a dar una lección de storytelling y vendió cada golpe como si el dolor fuera real; como si realmente sintiera que su sueño se le escapaba entre las manos. Digan lo que digan, un blade job bien hecho añade mucho dramatismo a un combate y hace que el público empatice más con el luchador.
Los intentos de comeback de Daniels quedaban en nada. Lo intentaba de todas las maneras posibles. Atacando muy directo, consciente de que dominaría pocos minutos, con movimiento poderos. Al final, Cole golpea por error al árbitro y aparece Frankie Kazarian para ayudarle. Y es aquí donde llega el momento más brillante del combate.
Daniels yace malherido en el suelo mientras el campeón sonríe confiado, por fin podrá enterrar la carrera de su rival. Sin embargo, para su sorpresa, Frankie Kazarian lanza el cinturón al suelo y demuestra que la unión al Bullet Club era una jugarreta. Cole no se lo puede creer. Después de tantas semanas trazando un plan perfecto, creyendo que estaba en la cabeza de Daniels y qué estaba un paso por delante; descrubre que el que de verdad estaba jugando al ajedrez era Daniels. Todo era un plan. La jugada maestra de Daniels se había completado.
Daniels cierra el círculo haciendo el gesto de la pistola típico del Bullet Club apuntando a Cole; para después aplicarle tres Best Moonsault Ever y llevarse la victoria. Mágico. No hay otra palabra para definir lo que estos dos luchadores ofrecieron sobre el ring en el 15 Aniversario. Una auténtica maravilla del storytelling dónde se demostró, una vez más, que en ocasiones menos, es más. Brillante también el detalle de Cary Silkin ofreciéndole a Daniels el cinturón original de ROH, ese que nunca consiguió capturar.


Un combate mágico que quedará siempre en la retina de los aficionados de Ring of Honor. Merecidísima victoria para Daniels y preciosa manera de cerrar un PPV que ha vuelto a poner a ROH en boca de todos… para bien.
Puntuación: ⭐️⭐️⭐️⭐️1/4

En mi primer artículo comentaba que Dalton Castle debía ganar el campeonato mundial. No soy un fan de su trabajo; pero me parecía lo correcto para rejuvenecer al roster. Pasado el 15 Aniversario queda claro que ROH no ve a Dalton preparado para dar el paso y convertirse en “el hombre”. Desde esta perspectiva, tiene sentido que Daniels comience ahora un reinado de transición mientras se forma a la próxima gran estrella de ROH, ¿mi apuesta? Marty Scurll derrotando a Daniels a finales de año.

Alejandro Giménez (@AlexGimenezBCN)