TE ODIO, WHATCULTURE. El mascarón de proa de la IWC y su influencia en el fan



Hacer un artículo sobre los tópicos de la comunidad de fans de internet siempre me pareció algo demasiado visto y conocido. Todos sabemos cuál suele ser la opinión del fan por aquí. Opinión que al igual que pasa en Twitter y Facebook con la política, dista mucho de la opinión de la existente en el mundo real.

Sin embargo es innegable que a día de hoy WhatCulture Wrestling es uno de los portales más importantes de la comunidad y su canal de Youtube el más potente de los relacionados con este entretenimiento. Eso sí, el protagonista absoluto es WWE, no os penséis que hacen demasiado hincapié en el resto. Pese a que he dejado de ver contenido a la secta de Adam Blampied y compañía hace mucho, twitter es mi red social principal por lo que siempre cae algún RT que acabo viendo. En este caso, fue un artículo destinado a decir “10 cosas que pasarían en 2017 si los fans pudieran votar”. Tierra trágame.



La foto del artículo en cuestión era un deMigrante (si, con M): chop de Cesaro portando al hombro el WWE World Championship. Por algún motivo decidí hacer click. Al menos se habían dignado a no poner una figura de acción de foto.

Cuando entré lo primero que vi fue un “Cesaro en el main event”. WhatSurpriseWresting. Fuera de la discusión sobre si este señor merece estar ahí o no, tampoco había mucha sustancia. El deseo de un sector sobre un luchador, nada que objetar aunque quizá los hechos apunten a lo contrario a lo largo de estos años.

Subo por el Top 10 y siguen obviedades con menos contenido que storytelling tiene un match de Jeff Cobb, como que “las divisiones signifiquen algo”. Yo votaría que no, que me encanta tener relleno y bajo nivel. Seguimos con el deseo de RAW durando dos horas y un turn heel de Roman Reigns. Vamos camino de que este top pueda llamarse como el tema “Diez obviedades” de “El Chojin”.
Llego al Top 5 y la cosa cambia. Estamos con RAW bajando a mínimos históricos y con muchísimo relleno y un SD! al que cada vez más se le notan las costuras en cuanto a roster y nuestros amigos conocedores británicos nos proponen, debido a que su nivel in ring es bajo según ellos, debería haber salidas masivas: Corbin, Dana, Swagger… Leo otras 4 veces. Sigue sin aparecer Apollo Crews. Ventajas de haber estado en Dragon Gate, supongo.

Subo al podio. “Nuevo equipo de comentaristas” aparece. Imagino que los fans querrán clonar a Ranallo (Shades of The Island and Kobashi) y Graves para ponerlos a comentar hasta la comunión de sus sobrinas. El Top 2 mola más. Los fans quieren ”más lucha y menos acción”. Es gracioso cuando unánimemente la IWC mantuvo que los mejores programas de WWE en eones fueron los primeros SD tras la división de marcas (centrados en promos en lugar de acción in ring) así como Talking Smack. Más gracioso es cuando recuerdas que con rosters tan escasos en ambas marcas quemar matches en TV es muy perjudicial (véase Reigns vs Rusev) de cara a los PPV. Pero bueno, no pasa nada. Al fin y al cabo es la verdad de lo que quiere EL FAN.

Voy a por el número 1. La pestaña tarda en cargar, avisándome de que estoy a tiempo de huir, pero soy un insensato y espero. “Fin de la era PG”. Sin comentarios.

¿Os dais cuenta de lo simplón que ha sido esto? Meses sin visitarla y solo con esto las piezas del puzzle encajan. Artículos como estos retratan la situación de la IWC y del propio “periodismo” sobre el pro wrestling.

Una de las cosas que más me repugnan del periodismo deportivo es esa malísima costumbre que tienen los diarios para asumir que sus lectores representan la sabiduría y al conjunto de los seguidores de una disciplina. Una encuesta en AS donde un 60% de sus participantes aseguran que pondrían a Morata como titular les hace creer tener la legitimidad para decir que “la afición prefiere a Morata”.


WhatCulture hace lo mismo. Viven de hacer tops, listados, vídeos y artículos basados en las tendencias. Pese a tener medios para tratar de formar un debate rico, para hacer contraanálisis de la actualidad y explicar mejor la situación de la WWE (porque seamos serios, el resto se la trae bastante floja) únicamente buscan publicar contenido que sea fácil de digerir y que su fanbase quiera oír. Saben que tienen un ejército de niños ratas y señores que le cantan “Fight Forever” hasta a un Fiti Diaz (mi vecino del tercero) vs Marty Scurll y no piensan perderlo. Los mismos del “You still suck” a Roman Reigns tras la Black Tiger Bomb a AJ Styles.

Que ellos sean el medio número uno resulta preocupante, porque es al primer sitio donde los nuevos fans querrán informarse. Al encontrar una única corriente de opinión creerán que es la verdad absoluta y la rueda nunca parará de girar. A su favor, por supuesto. Resulta sorprendente como con una plantilla tan amplia y tantos medios, su línea de pensamiento resulta tan simple. Es exactamente el mismo pensamiento que se puede encontrar en la caja de comentarios de cualquier IWC, pero edulcorado con efectos, guion y Youtube.

   


Si bien que el periodismo sea totalmente objetivo resulta imposible, en el wrestling la situación es dramática. Le damos tremenda importancia a las puntuaciones de un señor con un criterio terriblemente inconsistente hasta el punto de copiarle su formato de escritura, la mayoría de fans están cortados por el mismo patrón en el medio donde existe este periodismo (internet) pero fuera de él la realidad sigue siendo totalmente diferente y unos chicos con un canal de Youtube glorificado por lo mencionado anteriormente abren la promoción británica con más medios en mucho tiempo únicamente para crear un producto mal bookeado (lo que tanto critican) y muy, muy mediocre.

Algo funciona muy mal cuando el periodismo está tan alejado de la realidad y tiene una única visión. Y lo peor es que está generando a un fan simplón, con nula capacidad de análisis y que está poniendo a los culpables de esta situación en una posición en la que tendrán aún más influencia. La falta de medios críticos, profundos y la escasez de figuras importantes en este aspecto ha provocado que lleguemos a esta situación y así seguirá siendo mientras la mayor alternativa online que tengamos a Meltzer sea Voices of Wrestling y mientras la alternativa a Wrestling Inc sea una página que ante meros rumores de que Dana tiene una relación titula “Dana se abre paso desde la cama” y que se inventa que Roman Reigns era la estrella número 60 de la empresa en venta de merchandising porque vaya usted a saber qué. Y es que quien no conoce a Dios, a cualquier santo le reza.

Hay algo que tenemos muy claro en Social Topcast, como fans y como humilde medio de opinión. El fan debe ser libre de visitar cualquier sitio, llámese WhatCulture, Solowrestling o Social Topcast, pero siempre con un espíritu crítico. Buscar el debate y la coherencia para de esa manera enriquecer la comunidad, fomentar el contenido de calidad y crear un espacio de mayor análisis, moderación y respeto que una IWC unidireccional, triste y vacía.

Alberto Tamame (Kingbilbin)

Comentarios