Puntuaciones - WWE Survivor Series 2017



En una noche inundada por la polémica, WWE nos ofreció Survivor Series, el segundo evento con más solera de la compañía. Decisiones controvertidas y buenos combates se enlazaron para brindarnos un PPV difícil de olvidar. Todo ello lo analizamos aquí, en nuestra habitual review de la velada:

· Kick-off match: Elias vs. Matt Hardy


Turco:

Una vez más, la falta de criterio musical en el vestuario de WWE volvió a dar paso a un nuevo match con el vagabundo envuelto, debido a la interrupción de su concierto por parte de Matt Hardy. La discreta posición del encuentro concuerda con la calidad de este, pues fue poco más de lo que solemos ver en RAW. Una larga cadena de headlocks entre ambos dio paso a un correcto limbwork de Elias, donde este aprovechó para añadir algún nuevo move a su repertorio. La victoria le llega a The Drifter tras aprovechar su trabajo al brazo de Matt (buen selling por parte de este) en lo que es un desenlace adecuado para un combate apenas profundo y con muy poquito que resaltar.


Tras esto, Elias recupera algo de credibilidad después de una serie de encuentros perdidos con Jason Jordan, mientras Matt continua irremediablemente en el limbo a la espera del regreso de su hermano, a quien aún le depara un largo periodo de rehabilitación.

Puntuación: ⭐⭐


· Kick-off match: Cruiserweight Championship - Enzo Amore (c) vs. Kalisto


Jaime:

Típico combate de un kick-off show de WWE. Cuando el gran highlight de la pelea fue el botch que cometió Kalisto al realizar su entrada al cuadrilátero, es que el resto no merece prácticamente mención. La rivalidad está completamente agotada, lo que le quita aún más el aliciente que tenía a lo que vimos anoche, si es que había alguno. Kalisto ya recuperó su campeonato y lo volvió a perder poco después. Que pase el siguiente rival para Enzo Amore.

Puntuación:


· Kick-off match: Kevin Owens & Sami Zayn vs. Breezango (Fandango & Tyler Breeze)


Roxas:

Un combate de relleno en el que tenían que poner, por narices, a cuatro de los talentos que más reacción generan en su show. Es decir, ¿cómo podían dejar fuera de un PPV grande a KO, Sami Zayn y a Breezango? Ya de por sí, era curioso imaginar un combate tradicional 5 vs. 5 sin Sami y Owens, pero fue lo que ocurrió. En algún sitio tenían que meterles.

Hablando puramente del combate, fue algo sorprendente. La mayor parte del combate pasa por un dominio de Breezango, que en ciertos momentos parecen ir tan sobrados que se burlan de sus oponentes. Recordemos que sus rivales son Sami Zayn y Kevin Owens, ex-campeón Universal, Intercontinental, de Estados Unidos... No era para ir sobrados. Pero tuvieron sus momentos dominados. Ya en momentos finales, parece que el único que tira del carro es KO. Curiosamente, la actitud heel de Sami no le ha ayudado a mostrarse mucho más peligroso o dominante. Sigue siendo bastante pelele, pero al menos le pone toques de maldad a sus expresiones. Sin mucho más que añadir. Movimientos hechos porque sí, dominio poco creíble, mucha falta de ganas por parte de los heels (entendible, por otro lado)... No hay mucho que sacar de este combate.

Puntuación:


· The Shield (Roman Reigns, Seth Rollins & Dean Ambrose) vs. The New Day (Xavier Woods, Big E & Kofi Kingston)


Kingbilbin:

Combate interesante pero algo decepcionante entre las dos facciones más importantes de esta década en WWE. New Day vs The Shield fue un choque interesante, con buenas acciones y un planteamiento correcto, pero que no logró alcanzar cotas excelentes y en el que hasta hubo momentos que chirriaron mucho.

New Day se puso por delante en varios de los minutos iniciales y en buena parte de la zona media. Las unicorn stampedes funcionaban y con pequeños pasos The Shield se iba diluyendo poco a poco hasta que New Day comete errores de sobre-confianza y los "hounds of justice" superan con claridad al alegre trío. Sin embargo, esto no es ni mucho menos tan satisfactorio como las fases de dominio de New Day, cuyos integrantes brillaron mucho más. Big E completó otra gran actuación, aunque Xavier y Kofi no se quedaron atrás.

Por desgracia The Shield estuvo muy apagado. Si, tuvieron ciertos momentos bastante buenos, pero fueron pocos y tampoco nada espectacular viendo los precedentes. A esto hay que sumarle una fase final con spots muy artificiales debido al desorden y que llegaron a quedar mal cuando debían ser secuencias tremendas.  Mención especial para un fake finish en una doble midnight hour. con Big E teniendo a Dean a su merced y esperando para que Rollins fuese directo a él. Todo esto coronado por Xavier y Kofi vendiendo cansancio para que Reigns pudiera ejecutar una spear salvadora al romper el pin. Horrible.


Con todo, la mayoría del match ofreció buena acción tag team y tuvo fases divertidas. Simplemente, el bajo nivel de The Shield en esta ocasión privó que algo sólido e interesante fuese algo mejor.

PD: Roman, tío. Como no me haces el "Uaaaaahhh" en la powerbomb final.


Puntuación: ⭐⭐⭐1/4

SergioU: 

Excelente forma de empezar la cartelera principal de Survivor Series, estos dos equipos prometían y cumplieron. Cada luchador cumplió su función de manera acertada: Rollins y Kofi encargados de las movidas espectaculares, Reigns y Big E demostrando su fuerza y Ambrose y Woods dándole más electricidad a todo.

Las fases de dominio fueron equitativas y les dieron tiempo suficiente a ambos equipos para demostrar su poderío. El público estaba bastante metido en cada acción, lo cual ayudó mucho también. Particularmente me encantó la actuación de Big E, se le vio cómodo en todo momento y cada secuencia en la que participaba se sentía importante, además que su momento con Roman al principio del match fue muy bueno.


Luego un desarrollo algo lento, llega el climax del combate donde ambos equipos demuestran de lo que están hechos. The Shield demostrando por qué son (quizás) los mejores en la modalidad 3 vs 3 de la historia de WWE y The New Day contrarrestando todo y mostrando movimientos bastantes contundentes. Tanto así que hasta me creí que tenían posibilidades de ganar por varios pasajes de la lucha.


Los falsos finales fueron bastante buenos y el final casi perfecto (me faltó el UUUUUUAAAAAAAHH en el esquinero). Ambos equipos quedaron bien parados en lo que pudo ser quizás el único encuentro en el que puedan coincidir los seis. Me la pasé como niño pequeño viendo este combate y lo disfruté tal cual. Eso sí, pudo ser mucho mejor, todo hay que decirlo.

Puntuación: ⭐⭐⭐3/4


Mastermind:

Lo que prometía ser uno de los mejores combates del año se quedó por el camino, pero aún así el resultado fue bastante sólido. El pique entre ambos tríos fue subiendo de intensidad, pasando de bofetones y taunts burlescos a ataques sorpresa a los rivales no legales, y de ahí a un caos tanto en el ring como en ringside.

Si bien a New Day le dieron dominio, aislando a Ambrose en un entretenido segmento del match, una gran pega que le pongo es que casi nunca lucieron como iguales ante el todopoderoso Shield. Es evidente que por separado, en estatus, Reigns, Rollins y Ambrose están por encima, pero como tríos, como equipos, esperaba que se plantease una lucha más de tú a tú. No sentí que New Day estuvieran cerca de ganar en ningún momento, ni de que los superasen en algún aspecto. The Shield, siempre que se reagrupaba y lanzaba una ofensiva conjunta, barría la casa sin mucha resistencia y eso me hizo darme cuenta del resultado bastante antes de llegar al final, por lo que gran parte de la emoción la perdí. WWE prefirió enfocarlo como un combate para hacer lucir a The Shield, en lugar de un choque entre dos equipos muy poderosos del que al final saliese vencedor uno.

Sin embargo, la acción estaba siempre ahí y eso fue suficiente para entretenerme a lo largo de toda la batalla. Secuencias divertidas, un buen público y un final chulo y contundente; no se puede decir que no cumpliese. Sólo que, si te has hecho muchas, muchas expectativas, puede que no las satisfaga tanto.

Puntuación: ⭐⭐⭐3/4


· Team SmackDown! (Becky Lynch, Carmella, Naomi, Tamina & Natalya) vs. Team RAW (Alicia Fox, Asuka, Nia Jax, Sasha Banks & Bayley) (5-on-5 Traditional Survivor Series Elimination match)


Turco:

Llevamos todo el año manifestando los problemas que tiene RAW para bookear su división femenina y lo pobre que resulta el roster de Smackdown en este aspecto, luego es idílico pensar cómo ambos hechos se juntaron aquí, dando cabida a un match correcto tremendamente lastrado por su irregular bookeo.

Estos problemas ya comentados obviamente se agravan si a los dos minutos de combate eliminas a la, con diferencia, worker más fiable del Team SD, dejando un bando conformado por cuatro luchadoras que, o bien adolecen de calidad técnica, o son incapaces de estar over de cara al público; la grada tuvo pues difícil reaccionar en la mayoría de los compases de dominio azul. La mejor parte fue sin duda el choque de monsters heels entre Nia Jax & Tamina, y todo pese al nulo momentum de esta última en la actualidad, dejando en los minutos que mantuvieron sobre el ring un buen sabor de boca.


Que Asuka iba a ser la "ultimate survivor" era algo que se venía venir desde lejos, ocasionando un desenlace bastante predecible que vale para hacer ganar status a la emperatriz más allá de los insustanciales squashes a los que la tienen habituada. Poquitos detalles más que resaltar (mejor no mencionar el llamativo botch con el que la capitana del equipo rojo quedó eliminada).


El bookeo de Becky y de Bayley es tan inconsistente en la actualidad que ya no sorprende ver cómo son nuevamente desaprovechadas en un combate así. Simplemente, el Team Smackdown no podía plantar cara al Team RAW ni dentro ni fuera del kayfabe y me parece antinatural que tratasen de vendernos una legítima igualdad durante casi 20 minutos. El match tiene tantos altibajos como el trato a las divisiones femeninas en 2017, y es una tremenda lástima.

Puntuación: ⭐⭐1/4

Jaime: 

Combate tremendamente decepcionante para mi. Esperaba una buena lucha, en la que ambos bandos tratasen de mostrarse superiores al de su rival. Pero no me gustó. Ni el desarrollo del mismo, ni un bookeo difícil de entender en varios aspectos.

Lo de Becky Lynch ya roza lo vergonzoso. Como capitana del Team Smackdown, en teoría, debería haber tenido un papel clave durante la lucha. Pero su paso por el mismo fue totalmente desapercibido e incomprensible. Un simple roll-up de Bayley sirvió para dejar al equipo azul sin su mejor luchadora, y prácticamente sin opciones de lograr la victoria, a las primeras de cambio.

Tampoco logro entender el papel que los creativos que quieren otorgarle a Tamina en un combate de estas características. Supuestamente, es una de las monsters heel de la división femenina, pero tiene la credibilidad bajo mínimos y los aficionados no van a comprar que sea una verdadera amenaza para sus oponentes.

El único aspecto positivo es el de Asuka acabando el match en el rol de protagonista absoluta como ultimate survivor. Fue la decisión más acertada posible. La japonesa continúa con buen pie en el inicio de su andadura en el main roster, y no me extrañaría que pronto fuese a por el título que actualmente ostenta Alexa Bliss.


Puntuación: ⭐⭐


· The Miz (Intercontinental Champion) vs. Baron Corbin (United States Champion)



Adrián Franco:

Desde el primer segundo del combate, ambos luchadores lograron escenificar el odio que se transmitieron en las distintas promos de las semanas anteriores. Además, cada uno consiguió verse fuerte en distintas fases del combate, The Miz con el juego psicológico y oportunista y Corbin con la fuerza bruta. Cabe destacar el buen trabajo a la zona que realizó Miz a Corbin, intentando debilitarle las piernas. Esto tiene sentido ya que Corbin es mucho más alto y grande que Miz, por lo que atacar a las piernas hizo que se pusiese a su misma altura para que así no pudiera aprovechar su corpulencia. Corbin por su parte tampoco se quedó atrás y consiguió verse como el monster heel que están intentando construir en él gracias a la contundencia de sus movimientos.

En cuanto al resultado, muchos pensábamos que la victoria caería a favor de The Miz debido a que el título Intercontinental es mucho más relevante que el de EEUU. Sin embargo, debido a su posición dentro de la cartelera, era evidente que Corbin conseguiría la victoria ya que Raw iba 2-0 en el marcador y no podían dar tanta ventaja a la marca roja. En lo que respecta a Corbin, veremos qué importancia le otorgan en la marca azul después de haberle ganado limpiamente a un 7 veces campeón Intercontinental y a sus secuaces. En cuanto a The Miz, ya va necesitando una victoria importante televisada, ya que hace bastante tiempo que no tiene ninguna siendo el campeón Intercontinental y para su siguiente rivaidad necesitará llegar con una credibilidad que ahora está un tanto dañada. En definitiva, fue un combate que no fue la gran cosa, pero que consiguió entretener a pesar de ser un heel vs heel, y eso es algo que siempre se debe valorar positivamente.

Puntuación: ⭐⭐⭐ 1/2


· The Bar, Sheamus & Cesaro (RAW Tag Team Champions) vs. The Usos (SmackDown! Tag Team Champions


SergioU:

El problema de hacer matches que enfrentes dos heels es que el público al comienzo no sabe a quién apoyar realmente. Pero con estos dos equipos eso se resolvió fácilmente. The Usos volviendo por muchas facetas del combate a su pasado face fue muy interesante de ver, el público estaba apoyándolos sin cesar.

El dominio en este caso fue de Sheamus y Cesaro que pusieron en apuros a The Usos por una buena parte del match. Esta parte del combate es realmente importante para que el público identifique fácil que los faces, en este caso, son The Usos.


El climax del match fue bastante dinámico y los spots bastante vistosos, como el Samoan Drop desde el esquinero. Los falsos finales también fueron muy bien trabajados y el público (y hasta yo) se los creyeron. Ya la parte final fue The Usos arrasando con una lluvia de Superkicks y el último Tag de Jimmy (o Jey, da igual) con un tope suicida desde la tercera cuerda para que inmediatamente su hermano cubra a Sheamus fue preciosa. Otro del muy buenos combates de Survivor Series de los que se esperaba mucho y cumplió.


Puntuación: ⭐⭐⭐3/4


· Alexa Bliss (RAW Women's Champion) vs. Charlotte (SmackDown! Women's Champion)


Kingbilbin:

Otra sorpresa agradable. Charlotte y Alexa no tenían apenas historia a nivel de rivalidad, así que lo centraron todo en la acción in ring, concretamente en la zona lumbar de Charlotte.

Alexa rápidamente se vio en cierta inferioridad, pero al lograr castigar en un primer momento esta zona de Charlotte decidió ir a por ella con alevosía. Alexa no paró de atacar con intensidad y crueldad a Charlotte, que hizo todo lo posible por sacar corazón y movimientos contundentes en las pocas oportunidades que le daba Bliss. El combate no tiene mucha más profundidad que esta, pero está muy bien resuelta.


Se critican muchas cosas de Alexa, pero me parece bastante curioso que no se destaque la mejoría en su ofensiva. Ha dado un paso adelante en su striking, sus movimientos lucen dañinos pero vistosos (lo cual casa a la perfección con su personaje) y es muy consistente en el limbwork.

Cometió un par de errores que le restaron brillo a su actuacion; uno conjunto con Charlotte al no conectar el Glitter Blizzard, y un kick out a 2 a un Natural Selection que fue más un mínimo detalle al salirse a 2 y no a 2,5 para lograr un mejor fake finish. Si que tuvo uno más grave, aunque para muchos será un pequeño detalle. Al conectar el BlissDT con Charlotte al lado de las cuerdas, colocó a Charlotte (y muy mal, igualmente cerca de las cuerdas) y realizó un press a la pierna equivocada. Detallitos malos que restan y que una veterana no cometería.


Charlotte estuvo a un nivel muy notable como babyface, siendo muy convincente en esos pequeños momentos de respiro que le dejaba Alexa y durante su ofensiva. Dio sensación de ser más resistente y poderosa que la campeona de RAW, lo cual era la idea. Sin embargo, también me molesta la dependencia que tiene el Moonsault para crear expectación. Le hemos visto hacerlo con las piernas destrozadas y hacerlo con la espalda en mal estado tampoco es lo más inteligente.

En conjunto nos queda un match con ciertos detalles feos pero un muy buen trabajo en general y sensaciones positivas para ambas. Es el camino a seguir.

Puntuación: ⭐⭐3/4


· Brock Lesnar (Universal Champion) vs. AJ Styles (WWE World Heavyweight Champion)


Roxas:

Espectacular. Sencillamente espectacular. Brock Lesnar y AJ Styles dieron una lección sobre cómo deben ser bookeados este tipo de combates. Hay mucha tela que cortar. Vamos a tratar de ver por qué fue un combate tan bueno.

En un lado teníamos a Brock Lesnar, The Beast, el campeón universal de RAW. Por otra parte, AJ Styles, The Phenomenal, el campeón mundial de pesos pesados de WWE de SmackDown! Live. Era un choque entre los dos astros más grandes de la compañía, y se esperaba un duelo de gran calibre. Y así fue.

El combate fue lo que se pedía que fuera. Mientras muchos preveían un squash de Lesnar con algo de resistencia de Styles (los típicos combates de Brock en los Live Shows, vamos), ambos luchadores nos ofrecieron mucho más. Empezamos con Brock dominando brutalmente al campeón de SD. Styles se encontraba en una situación nunca antes vista: estaba siendo masacrado por La Bestia. En sus cálculos no entraba verse tan por debajo de Brock.


Había pocas opciones, pero Styles tenía claro que su estrategia de combate era aguantar el castigo que le proporcionaría Lesnar y esperar al momento adecuado para contraatacar. Algo muy similar a lo que hizo Roman Reigns en ese combate frentre a Brock en WrestleMania 31. Era una apuesta arriesgada, pero no había mucha más opción si lo que buscaba AJ era la victoria.

Dicho y hecho, Styles aguantó todo el castigo posible, vendiendo en todo momento el brutal daño de los múltiples golpes y suplex de Brock. Que, por cierto, optó por castigarle con más que sus clásicos German Suplex, y a la gente pareció gustarle ver a un Lesnar más agresivo y variado. El combate pedía algo más de novedad.


El final era el esperado. Tras ver Styles su momento y atacar a Brock con todo su repertorio de golpes y movimientos, fue sepultado con un gran F5, captando a su rival al vuelo. Con falso final de por medio. Lesnar puso el broche de oro al combate marchándose por la rampa vendiendo el daño que le hizo Styles a su pierna izquierda.


Lo dicho, un combate mosntruoso. Tuvieron en cuenta hasta el más mínimo detalle. Styles hizo gala de su creíble ofensiva en el momento oportuno para poder salir de la tortura a la que estaba siendo sometido. Vendiendo todo de manera magistral, y actuando siempre entendiendo el momento del combate en el que se encontraba y el rival que tenía delante. Brock, por su parte, se veía muy motivado antes de empezar. Claramente, Styles era un rival de su agrado, y eso se notó. "Innovó" un poco en su combate con respecto a lo visto en ocasiones anteriores, vendió todo el daño recibido en su pierna izquierda, y permitió a Styles tene run breve momento de dominio cuando estaba luchando por tenerse en pie. Un gran detalle que intentase buscar el F5 de manera repetida, porque sabía que AJ no era un oponente cualquiera y quería finiquitar le trabajo pronto en lugar de seguir jugando. Bien ahí.

Si le puedo poner a todo el combate un pero, es que me faltó un poco más de castigo a Styles justo antes del F5. Está bien que quieran poner over el movimiento nuevamente, pero a pesar de todo el cansancio con el que venía Styles, creo que faltó un poco más de daño para que The Phenomenal se diese por vencido. Aun así, muy poco que reprochar. Gran combate que, para mí, entra de lleno en la lista por el MOTYC (al menos en WWE).

Puntuación: ⭐⭐⭐⭐ 1/2


Kingbilbin:

Simplemente no fue suficiente. Styles vs Lesnar es un grandísimo combate. Bien planteado, bien resuelto y que desde luego divirtió. Aún con todo, fue incapaz de llenarme ante una expectativa colosal.

Amo muchísimos momentos de este combate. Me encanta la paliza inicial que se lleva Styles, que hace un tour brutal por Suplex City, bumpeando y volando de una esquina del ring a otra. Es una fase deliciosa, con un Lesnar que simplemente prueba ser superior a AJ. Después del paseo y de un brutal rodillazo, le humilla absolutamente en unos segundos preciosos de esquives y bloqueos para luego cortarle otro comeback. Todo empieza como soñaba.


Lesnar va a por otra corner knee que es esquivada por AJ en lo que es el punto clave del match. AJ logra al fin cortar la ofensiva de Lesnar atacando a la otra pierna y aprovechando la debilidad en sus apoyos para conectar un DDT. Nada espectacular, pero si muy inteligente y más que suficiente como para ver la historia. Lesnar es mucho más fuerte, pero AJ tiene una vía de escape.

Aquí viene un momento que me molestó bastante en directo. Lesnar bloquea malamente el Phenomenon DDT pero tiene suerte de encontrar las cuerdas y hasta queda una imperfección bastante chula pero entonces se produce el, creo, botch. Lesnar intenta lanzar al esquinero a AJ que revierte en un intento de Tornado DDT pero Lesnar y AJ no se entienden,  cayendo ambos. Es estúpido comerse la cabeza por esto, pero yo lo hice.


Por suerte, AJ encauza la situación rápidamente aplicando una preciosa Pelé Kick a Lesnar aún el suelo, para luego ir a por el Phenomenal Forearm y comerse un suplex antológico. De nuevo, se produce una pequeña desconexión, con Lesnar fuera del ring tras un esquive de AJ, Styles va a por el Forearm en una secuencia algo artificial ya que Brock tarda mucho en acomodarse para un AJ que llevaba "avisando" del spot varios segundos.

Y tras este núcleo del combate con algo de ruido, llega una recta final apasionante que se desinfla de la peor manera en los últimos metros. Y es que debieron ser más.

De nuevo AJ tiene el hueco, el espacio y lo aprovecha como nadie, estampando las rodillas de Lesnar en los escalones para luego utilizarlos en otro Forearm. No hay otra manera. Tumbar los pies de barro del gigante y ahí castigarle con el mejor golpe en su cabeza. Es, en el buen sentido, de videojuego.  De repente, esto es Shadow of the Colossus con Lesnar como coloso y AJ como Wander.

De vuelta al ring, Lesnar se intenta rehacer para encontrarse con un AJ que está en su momento. Ahora es AJ el que corta las comebacks de Lesnar (algo que llevaba sin ver de manera tan satisfactoria desde... ¿Reigns?) y conecta su mejor repertorio aéreo. Es el momento para hacerlo. Sabes que no lo va a conectar pero que va a pasar algo gordo. Styles hace el gesto del Styles Clash, que Brock transiciona en el Fireman´s Carry y entonces... Calf Crusher. El estadio explota. Yo a las 4 AM en casa de mis padres también.



Sabía que Brock no se iba a rendir, pero aquí creí un poco en AJ por primera vez en el combate. El daño a la pierna podía ser clave en lo siguiente y Brock lo estaba vendiendo como solo Reigns y él mismo lo han hecho. Y que manera de salirse de la sumisión. De nuevo, es algo que solo puede hacer Lesnar. Si, otros lo hicieron del mismo modo, pero con Lesnar es diferente.

Brock sigue dolido y busca apoyos en la esquina cuando AJ se recupera. Lesnar intenta el F5 en una precaria posición y, de nuevo, lo paga. AJ sale del Fireman´s Carry y conecta un Forearm que suena especial. Plack! Con Lesnar aturdido cae el Phenomenal Forearm. Sabes que la cuenta será de dos, pero empiezas a sentir que lo que se viene puede ser memorable. Estás en la cresta de la ola, en el momento de mayor disfrute. Y entonces, se acaba.

Tan simple como AJ buscando el segundo Phenomenal Forearm, Lesnar atrapándole al vuelo y sacando el F5. La cuenta es de 3.

No tengo nada en contra de los finales secos. Bien realizados generan impacto, sorpresa, protegen credibilidad y lucen orgánicos cuando el ejecutor tiene las armas para hacerlo, como es Brock.

El problema es que el combate acaba como un sueño interrumpido por el despertador en el mejor momento. AJ pudo tener otro minuto en el que de verdad creyeras que iba a ganar. Lesnar pudo tener un último comeback brutal que le hiciera lucir imperial. Lesnar pudo haber caído fruto del daño en la pierna al haber recogido a AJ en pleno vuelo para otro Calf Crusher. Pudo, pudo, pudo, pudo...

Cada combate es único, y es imposible que los combates tengan justo lo que tú esperas, pero aquí el sentimiento es unánime. Queríamos más porque estaba siendo genial. Queríamos más porque, por fortuna, esto es pro wrestling y aquí el señor de 1,75 puede ganar al ex campeón pesado de UFC al estar en un universo en el que ambos son los mejores del mundo. Queríamos más porque deseamos haber tenido esas mariposas en el estómago cuando una cuenta de verdad puede suponer el shock del año.


Sin embargo, pese al mal sabor de boca que me llevé por todo esto en el primer visionado, el match gana mucho en el segundo, como cualquier match de Brock Lesnar. Lesnar es un tipo que te hace disfrutar en directo como pocos, gracias a su brutal ofensiva y a su aura. Sin embargo, en los posteriores te hace disfrutar como ninguno. Ahí es cuando de verdad te das cuenta de lo bueno que era ese rodillazo, de lo bien que vende el daño a la pierna, de lo brutales que fueron esos golpes para salir del Calf Crusher. Lesnar aporta un plus colosal a todo lo que haría el segundo mejor peleador en cada aspecto en el que Brock es el mejor. Eso es lo que marca la diferencia entre en el hombre y la bestia.

AJ pudo quizá transicionar algo mejor alguna fase, pero su actuación es soberbia. El desgraciado lo hace todo de la manera más inteligente posible para ser un babyface de menos de 100 kilos creíble en una fase de dominio larga ante el jodido Brock Lesnar. Y siempre, con un toque espectacular capaz de levantar al público.

Todo esto lo convierte en un match único este año, en una joya maravillosa que no acabó de ser pulida. No será el mejor combate del año, no tendrá el recuerdo en post de foros ni tendrá el reconocimiento unánime de los fans. Pero que pedazo de combate, joder.

No fuiste perfecta. Debímos acabar mejor. Ayyy, pequeña, lo que podríamos haber hecho tú y yo.

Puntuación: ⭐⭐⭐⭐1/4

· Team SmackDown! (Shane McMahon, Randy Orton, John Cena, Bobby Roode & Shinsuke Nakamura) vs. Team RAW (Kurt Angle, Triple H, Braun Strowman, Samoa Joe & Finn Bálor) - 5-on-5 Traditional Survivor Series Elimination match


Jaime:

El Main Event de la velada empezó fuerte pero acabó cayendo poco a poco hasta un final que podríamos calificar de "flojo". Algo que no ocurrió únicamente con lo visto sobre el ring, también con un público que se fue desconectando de la intensidad del combate con el paso de los minutos.

El comienzo fue bastante entretenido y divertido. Viendo combinaciones de luchadores sobre la lona impensables hasta hace unos meses: Triple H vs. Shinsuke Nakamura, Braun Strowman vs. Shane McMahon o Kurt Angle vs. Bobby Roode. Mención de honor para el spot en el que todo el equipo de Smackdown lanza sobre la mesa de comentaristas a Strowman.


Pero fue entonces cuando apareció el ansiado salvador de la noche. Sí, Triple H no necesita entrometerse en el Main Event de un PPV en el que se enfrentaban RAW y Smackdown. Peso ese es Paul Michael Levesque, para lo bueno y para lo malo. Al final, acabó siendo el verdadero líder del equipo rojo, imponiendo su poderío en los compases finales de la lucha y abriendo la posibilidad a futuros feudos con miembros de ambos bandos.

El segmento que se produjo tras el combate fue bastante de mi agrado. Con un Braun Strowman, cuya credibilidad no se ha visto afectada por lo ocurrido en el combate, y que fue capaz de tumbar varias veces a un, hasta ese momento, imparable HHH. En resumen, un cierre de evento que no estuvo mal, pero pudo ser mucho mejor bookeado.

 
Puntuación: ⭐⭐⭐


Mastermind:

Este combate se propuso acabar con mi cordura y desde luego que lo ha conseguido. Nadie intervino para evitar la eliminación de nadie (¡Angle se jugaba su empleo! ¡Y no ha hecho nada por evitar la eliminación de nadie!). Owens y Zayn quedaron como unos inútiles en el minuto en el que aparecieron. El puto Shane McMahon era el último superviviente de su equipo, mientras Nakamura, Roode, Joe y Bálor eran eliminados sin pena ni gloria por las jóvenes promesas de la compañía, y Strowman no hacía LITERALMENTE NADA durante la segunda mitad del combate (por cierto Strowi, buena suerte haciéndole el job a EL REY DE TODO en WM). No, en serio, Nakamura fue eliminado en primer lugar. Nakamura. En menos de quince minutos. Y Shane, ojalá algún día tus repelentes hijos te vean morir en vivo en uno de esos combates en los que hay que apreciar el valor y coraje que tienes.

Pero nada más letal para mis neuronas que presenciar el show de Triple H capítulo #1837477597. Por qué, Triple H. Por qué. Por qué siempre tienes que hacer de cada big match en el que participas un show dedicado a lo esplendoroso que te crees. Por qué te empeñas tanto en ser el peor main eventer de la historia del pro wrestling. Ni siquiera sabes hacer bien tu jodidísimo finisher. Por fin entiendo el apodo de “asesino cerebral”, porque la embolia que me has provocado no tiene precedentes. ¡Pero no, Él es la mente maestra que ha resuelto todo en un abrir y cerrar de ojos, y nosotros, simples y sucios mortales, no somos capaz de apreciar su grandeza! Y espera, que queda la promo de veinte minutos abriendo RAW dedicada a Su persona. Llega un punto en el que no sólo pienso que estoy teniendo una pesadilla, si no que desearía estar teniéndola.

Puntuación: No, ni de coña. Ni de puta coña. Puntuar esto con cualquier número real supone sobrevalorarlo automáticamente.


Ganadores y perdedores:

En esta ocasión, Jaime nos trae algunos de los beneficiados y perjudicados de este PPV:

Brock Lesnar (↑): El duelo entre los campeones principales de la empresa no dejó indiferente a nadie. Lesnar demostró todo su poderío una vez más para derrotar a AJ Styles. Veremos qué le depara el futuro al de Minnesota de cara a Royal Rumble.

Becky Lynch (↓): Se esperaba que la capitana femenina de Smackdown tuviese un papel importante en el combate de eliminación frente a RAW. Pero todo lo contrario. Se marchó a las primeras de cambio con un simple roll-up. Sigue sin encontrar un camino que perdió hace ya bastantes meses.

The Shield (↑): El stable conformado por Dean Ambrose, Roman Reigns y Seth Rollins dejó buenas sensaciones en el opener de la noche. Los hombres de RAW se impusieron a New Day en un más que entretenido combate.

SmackDown! Live (↓): A pesar de que la batalla de marcas acabó con el igualado marcador de 4-3 favorable al show de los lunes, lo cierto es que los miembros del roster de Smackdown cayeron en los principales combates de la noche. Algo que amplía aún más la diferencia de importancia entre ambas marcas que se ha generado en los últimos tiempos.

Triple H (↑): Aunque el bookeo pueda parecer inapropiado e inncesario, HHH es el gran ganador de este PPV. Actuó como el protagonista principal del Main Event y, de paso, abrió la puerta a posibles rivalidades en el futuro con Kurt Angle o Braun Strowman. Le volveremos a ver sobre el ring en un futuro cercano.

Todas las imágenes empleadas aquí pertenecen a la galería fotográfica del evento en WWE.com, la cual podéis encontrar haciendo click aquí.

¿Estás de acuerdo con nuestras puntuaciones? ¿A ti qué te ha parecido este polémico Survivor Series? Te invitamos a dejar tu opinión en la caja de comentarios de Disqus.

Comentarios