El buen hacer


La opinión generalizada es que la división de marcas ha resultado un completo desastre para RAW y un éxito absoluto para SmackDown!. Para mí, también es así.
Los motivos para algunos son simplemente que tienen un mejor roster y el show dura menos, pero esto puede hacerse de manera más profunda.
Para mí, estas son las 7 claves que hacen de SD un mejor producto que RAW (y que tú creas que es así):

1. Frescura: El espectador viene de ver un producto llamado RAW que lleva siendo decepcionante o aburrido por norma general durante años. El espectador que se pasa a SmackDown! lo siente como algo “nuevo” y lo asocia a mejor. Es algo que representa esas ganas de romper con “la vieja era” y que facilita que la gente quiera subirse al carro de SD para sentirse identificados con esa novedad.

2. 0 dramas en la gerencia: Poco ha tardado RAW en volver a ser el show de los McMahons. Con Stephanie y HHH en el horizonte, vuelve lo de siempre. Vuelve el campeón de papel ahora en forma de Kevin Owens protegido por The Authority. En SD vemos a unos GM que intervienen no como personajes sino como verdaderos dirigentes. Evitan implicarse en storylines de manera innecesaria.

3. Poco aprovechamiento de las divisiones: RAW se quedó con los Cruceros, con la divisón femenil más fuerte y con la división tag más fuerte. Sin embargo los cruceros no parecen un imán de audiencia, y su presentación ha sido pobre. Las chicas no despegan pese al empeño que se está poniendo en ellas. La divisón tag parece secuestrada por el innegablemente popular e innegablemente quemado New Day. SD no tiene cruceros, pero su división femenil, sin llegar a estar consolidada, nos da a una Becky Lynch que (quién iba a decir esto hace un año) es la mejor establecida de las 4 horsewomen de NXT. Interesantes caras nuevas como Alexa y (Turco, se feliz por esto) Carmella o la consolidada Nikki Bella. En los tags, American Alpha son una gran apuesta de futuro, Rhyno y Slater no pueden estar más over y The Usos se han reencontrado como heels. Breezango espera en la recámara.

4. Escena titular: Las lesiones de Finn Bálor (el bombazo de RAW), Roman con el USA, a lo que hay que añadir las dudas sobre el físico de Seth Rollins con sus costillas, han dejado desierto el Main Event de RAW. En SD, Cena como ace de la empresa (aunque con calendario reducido), AJ Styles (el mejor luchador de la empresa y muy over), así como nombres importantes como Ambrose y Orton aseguran que lo alto del cartel llame la atención. El mid card se mantiene con un excelente gracias al excelente reinado que le dejó The Miz a Dolph Ziggler.

5. Naturalidad: En RAW tenemos la historia del anti-americano vs El Héroe, el paper champion forzado de siempre, personajes muy comicos comandando la división tag… en SD el show no tiene quizá personajes tan claros, pero sí son más naturales y orgánicos por norma general. Miz se cree una estrella de Hollywood, pero el cabrón hace que se sienta realmente como tal. Logra que te lo tomes en serio gracias a sus promos y a lo consecuente que es con su personaje. Cena se muestra como una cara de la empresa que quiere que se le respete como el más grande de la historia. Ziggler persigue una redención contra esos demonios que le persiguen en forma de derrotas y hasta sus personajes cómicos logran ser naturales dentro de lo ridículo de la situación, con Slater como el mejor ejemplo. Pero la naturalidad no solo se ve reflejada aquí: Talking Smack, el excelente post-SD de WWE Network es un programa donde a modo de tablero deportivo y con entrevistas, se logra simular un análisis de programa deportivo real con toda fluidez y de manera muy orgánica aportando dosis de realismo y naturalidad a todo lo visto en el programa.

6. Duración: Para que nos vamos a engañar. Si me das algo interesante en 2 horas, lo prefiero a 3. La gente tiene su tiempo, y si para un americano es valioso ahorrarse esa hora imaginaos para un español que está perdiendo horas de sueño. Las 2 horas favorecen además evitar fugas de audiencia en segmentos malos. Un segmento poco interesante en un programa de 3 horas te manda a dormir o a cambiar de canal. En SD es fácil saber si el segmento que se viene te va a interesar, y es que un Naomi vs Carmella se disfruta más cuando sabes que lo próximo es Miz TV con Cena.


7. Finales: El hecho de contar con solo dos horas permite a SD no tener que dividir tantos esfuerzos en su programación. Esto suele garantizar que no haya necesidad de reforzar cada franja horaria y poder destinar suficientes efectivos al Main Event. En RAW hemos visto finales como SAWFT vs JeriKO. En SD, AJ vs Ambrose por el título. No hay más preguntas, señoría.

Alberto Tamame (Kingbilbin)
@AlbertoTamame20

Comentarios